Martín Troncha, Director General de Bagués, empresa de fragancias y cosmética, apuesta por un nuevo modelo donde se prioriza el trabajo de equipo y el foco emprendedor.

Sobre el nuevo plan comercial que presentaron en marzo, ¿cuál es tu enfoque?

El nuevo modelo apunta al espíritu emprendedor. Está diseñado para aquellas personas que quieren tener un equipo, y a través de él puedan lograr un muy buen negocio. Es un modelo único que no existe en ninguna otra empresa y hace foco en formar equipos. Cabe destacar que nosotros siempre fuimos creciendo hasta marzo de este año; y desde marzo hasta agosto de este año –en comparación con el mismo período del año pasado– crecimos un 90 por ciento, directamente vinculado con el nuevo modelo, que hace foco e incentiva el desarrollo del espíritu emprendedor. Es decir, este modelo permite al emprendedor generar su propio negocio, le facilita todos los beneficios, incentivos, soportes y acompañamientos. Además, tenemos un programa de capacitación sobre conceptos financieros para ayudar a los equipos a administrar de manera correcta sus negocios.

¿Cuáles son sus características principales?

La propuesta de valor de la empresa, respecto de la fuerza de venta, es convertir en éxito el potencial emprendedor. Y este modelo lo representa, lo vemos reflejado en el éxito. Para alcanzarlo, se trabajó muchos años, logrando un negocio sustentable, económicamente rentable y apoyando a los equipos. Específicamente vinculado al plan, definimos niveles, y cada nivel es una alianza: tenemos asesores, coordinadores, directores y empresarios. Todo el plan incentiva la generación de equipos.

En el primer nivel se encuentran los asesores, y el desafío es ser coordinador. Para alcanzarlo, se debe formar un equipo con cinco asesores. Luego se ubica el rol del director, que ya tiene en su equipo un coordinador y un grupo de asesores. El director trabaja en forma directa con la empresa. Y en el último nivel se encuentra el empresario. En todos los casos, todos los incentivos y los premios están orientados a lograr un negocio rentable, sustentable. Antes solo considerábamos la venta por volumen y no de equipo. Al cambiar las metas de equipo y establecer incentivos más fuertes, ocurrió que los volúmenes crecieron porque las personas lograron buenos equipos.

¿Qué desafíos enfrenta Bagués en este proceso de expansión?

Uno de nuestros principales desafíos es la capacitación. La gente está muy enfocada en generar más redes, pero los productos tienen una composición técnica importante a través de sus ingredientes, por lo tanto, hay que capacitar a la fuerza de venta para que pueda aplicar ese conocimiento y lograr un valor agregado. El otro desafío es hacer algo distinto a lo que están haciendo los demás y que nos represente, que sea diferente y encuadre con la esencia de la compañía.

En su experiencia, ¿qué buscan las mujeres?

Hay una predisposición muy importante a todo lo que es tendencia. Antes la mujer estaba segmentada en cuanto a edades, hoy ellas consumen, en todas las edades, lo que es tendencia. En cuanto a lo actitudinal hay mayor independencia económica, la mujer de hoy apunta a ser una empresaria, a tener sus propios emprendimientos y proyectos. Su espíritu emprendedor está más realzado.

Para usted ¿qué significa sustentabilidad?

Desde mi visión, tiene conceptos asociados como calidad, el largo plazo, y se logra trabajando en equipo. En este punto, la clave de la sustentabilidad de la empresa es el trabajo en equipo, la visión compartida, el integrar todas las partes –proveedores, clientes y colaboradores–, poder formar la visión de la empresa a futuro, que ya me trasciende como director, porque la vamos creando entre todos los que la formamos. Por lo tanto, una manera de asegurar la sustentabilidad es que todos los integrantes participen de esa formación constante. Me toca liderar ese proceso, y el desafío es integrar la visión de todas las personas para que continúe. Desde el punto de vista social, hay conceptos clave como el cuidado del medio ambiente, el respeto de las personas en cuanto a la integridad, tener en cuenta las diversidades y las formas de pensar, y, sobre todo, ser muy adaptable. Hoy el mundo exige que te adaptes rápidamente a los cambios, y el contexto del país también lo refleja. Así, estamos transitando ese camino, preparados para adaptarnos. Y es más fácil cuando la visión es más integrada y hay más personas pensando y trabajando en la visión compartida. Por otro lado, tenemos como misión realzar la belleza de las personas y no de manera cosmética, sino dándoles un trabajo, ayudándolas a capacitarse de manera profesional, que puedan sustentarse a través de este modelo.

¿Cuál es el rol de las mujeres en la compañía?

En la empresa, casi el 70 por ciento son mujeres, y en la fuerza de venta cerca del 90 por ciento. También en este nuevo modelo comenzaron a sumarse cada vez más hombres asesores, y nos encontramos con el desafío de liderar hombres y mujeres. De manera interna, se impulsó un cambio para incorporar más mujeres en el equipo y nuestra gerenta comercial es una mujer.

Para finalizar, ¿qué es lo que más te gusta de trabajar acá?

Que soy yo mismo. Hago exactamente lo que me gusta hacer en mi vida y lo puedo hacer. No tengo una diferencia entre mi vida personal y mi vida laboral. Todos los sueños los puedo aplicar acá. Quiero hacer de Bagués la empresa número uno de la Argentina en venta directa, porque me encanta trabajar en las relaciones. Para mí, hacer alianzas, asociarse con personas, es lo principal, tanto en mi vida personal como en los negocios, y creo que el éxito está ahí. Y lo puedo hacer, ya que me resulta natural. Estoy orgulloso del equipo que tengo y del gran compromiso que demuestran todos.