En un encuentro lleno de emoción y junto a referentes en el área de la sustentabilidad, Fundación AVON entregó el Premio Mujeres Solidarias, que tiene el objetivo de destacar, ayudar y darle visibilidad a mujeres que, solidariamente, con voluntad, compromiso y decisión trabajan para achicar las brechas de desigualdad y mejorar la calidad de vida de sus comunidades. Las 5 ganadoras fueron distinguidas con una estatuilla y recibieron una asignación económica de $200.000 para la ejecución o continuación de sus proyectos.

“La ceremonia de entrega del Premio Mujeres Solidarias es uno de los momentos más emocionantes del año para quienes formamos parte de Fundación AVON. Esta iniciativa nos permite ponernos en contacto con mujeres de todo el país que, con compromiso, coraje y responsabilidad transforman las realidades de su comunidad y trabajan por una sociedad más justa. Esta iniciativa es un punto de partida, donde buscamos multiplicar las acciones de las mujeres, a través de la difusión y el reconocimiento, para brindarles el apoyo que se merecen y necesitan para seguir adelante”, comentó Florencia Yanuzzio, Directora Ejecutiva de Fundación AVON.

Lucila Decoud de Buenos Aires, impulsa el Proyecto Embajadoras Sociales junto a la ONG Nuestras Huellas. A través de la metodología del banco comunal, trabaja fomentando el apoyo de emprendedoras con mayor experiencia hacia aquellas con menor experiencia. “El proyecto busca seleccionar a 25 mujeres para capacitarlas y brindarles las herramientas que les permitan desarrollar su emprendimiento”, comentó Lucila. Creo que lo importante es dejar algo en la sociedad y ayudar a transformarla; y esto se hace de manera conjunta, con profesionalismo y dedicación, construyendo una sociedad más justa y participativa”, concluyó la ganadora.

Por su parte, María Magdalena Díaz Pantoja, promueve el Comedor – Merendero “Todos por una Sonrisa” en La Plata. Comenzó con esta iniciativa en 2013 luego de que una inundación provocara destrozos en su barrio, Altos de San Lorenzo. Hoy, brinda comidas, acompañamiento y contención a más de 350 personas.

Mariana Bergmann de Neuquén, impulsa el Proyecto Soles de Esperanza junto con la Asociación Civil Pensar. La iniciativa propone la construcción de secadores solares para la obtención de productos vegetales comestibles e insecticidas para uso doméstico y de huertas. 

Myriam Susana Reynoso, oriunda de La Cortadera, Córdoba, promueve el Proyecto Maestras Queseras y Dulceras. Esta iniciativa tiene como fin mejorar la vida de las mujeres campesinas, revalorizando su rol como productoras rurales. El proyecto busca fortalecer un espacio de trabajo comunitario que promueva la participación y la igualdad de género.

Paulina Oviedo de Buenos Aires, promueve el proyecto Hogar de Tránsito Nuestra Señora del Milagro que busca resguardar transitoriamente a mujeres en situación de violencia junto a sus hijos e hijas. Se brinda contención y se busca trabajar sobre la autoestima de las mujeres para que puedan afrontar la situación de violencia en la que se encuentran.