La fundación de la compañía y la Escuela Agrotecnica N.°1 de Lincoln trabajando juntos para el desarrollo de la educación agropecuaria.

La Escuela Agrotécnica N.° 1 de Lincoln, desde el año 1991 brinda a la comunidad alternativas de formación educativa en distintas áreas agropecuarias. A mediados del 2015, cuando la escuela se traslada a un nuevo edificio a pocos metros de la Planta de Acopio de Cargill, comienza a diseñar junto con la Fundación de la compañía un proyecto escolar de producción símil profesional.

El objetivo fue el desarrollo de un programa articulado de formación en producción de granos donde, además de abordar los contenidos técnicos de la siembra y cosecha que ya son parte de la currícula escolar, se compartan experiencias del mundo de la agroindustria. Los empleados del acopio de Cargill Lincoln, Romina Reynoso, Eliana Subirada, Amilcar Penner y Carlos Direnzo, se involucraron brindando capacitaciones sobre técnicas productivas, manejos operativos y de seguridad en planta, además de gestionar la donación de maíz e insumos para que la escuela pueda sembrar sus lotes.

La iniciativa contó con el involucramiento de Miguel Curci y Martín Petroni, ingenieros agrónomos docentes de la institución, quienes monitorearon el proceso, asegurando la producción en condiciones adecuadas y articulando los contenidos curriculares con las prácticas a campo. Por otra parte, Fernando Agustinelli y Carlos Carroza, productores agropecuarios de la zona, colaboraron desinteresadamente en las aplicaciones de insumos.

Este proyecto fue una oportunidad de aplicar estrategias de enseñanza que combinen contenidos académicos con prácticas concretas a campo, lo que permite una formación sólida y aplicada a la realidad agropecuaria actual. La iniciativa se inserta en un plan de rotación para el periodo 2014-2019 que ha desarrollado la institución a fin de renovar los nutrientes del suelo, siendo el cultivo correspondiente para este periodo 2015-2016 el maíz. Los resultados de la cosecha fueron 7.600 kilos de producción por hectárea en las 6.7 hectáreas sembradas. Parte de la producción se comercializó a fin de solventar algunos costos de la institución, la otra parte se utilizará para la alimentación de los 12 cerdos de la escuela.

Los docentes de la institución iniciaron este proyecto por el año 2013 con un lote degradado luego de años de agricultura tradicional y sin rotación adecuada. En estos tres años de rotación de cultivos se ha avanzado en la estabilización de los parámetros físicos y químicos del suelo. A través de un seguimiento sustentable se obtuvieron rindes estables y datos que permitieron el estudio de las variables de la tierra, conocimientos que fueron compartidos y construidos conjuntamente con los estudiantes y que repercuten en un beneficio para toda la comunidad de Lincoln.