Luego de la realización de la 4º Convención CEMA “Sustentabilidad, Avances y Retos Actuales. La Experiencia de las Empresas Europeas y del Resto del Mundo”, Gabriel Valerga, Presidente de CEMA (Cámara Empresaria de Medio Ambiente) habló con PRESENTE sobre las tendencias y ejes principales en el camino hacia la sustentabilidad que cada vez más industrias están recorriendo.

¿Qué significa para CEMA realizar esta 4ta Convención Anual?

Para nosotros es un hito muy importante. Lo que hacemos desde la cámara junto a los socios, es trabajar un eje temático de interés durante el año que en 2022 fue la sustentabilidad, y en la convención, que organizamos junto a la Eurocámara, todos los paneles aportan su visión y experiencia sobre la materia. Se trata de un espacio de intercambio con el objetivo de buscar herramientas de mejora y colaboración para seguir apostando al crecimiento de manera responsable. La finalidad es escucharnos y entendernos para encontrar líneas de acción en conjunto en pos de construir esa mejora productiva, económica y social que se busca.

¿Cuáles son las industrias que más han avanzado en innovación en acciones sustentables en el último año?

Todas las industrias están transitando el camino de mejorar su gestión ambiental en general. Sin embargo, no hay que olvidar que algunas tienen determinadas posibilidades de implementar herramientas de sustentabilidad en comparación con otros segmentos. Entendiendo esto, y tomando en cuenta que es necesario profundizar esfuerzos, debo decir que se está avanzando, no a la velocidad que se necesita, pero se está avanzando. También es cierto que, para apoyar este proceso, es necesario contar con legislación acorde, fuentes de financiación y otras herramientas que permitan a las industrias continuar en este camino. Es necesario avanzar en la legislación para aportar a los medios productivos un esquema que les permita mejorar su performance.

¿Cuál es el principal desafío para el sector empresario a la hora de planear y ejecutar estrategias de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente?

El principal obstáculo con el que se encuentra una compañía para avanzar más rápido en la implementación de sus estrategias de sustentabilidad es la economía y las posibilidades que brinda, tanto la propia como la coyuntural. También es fundamental la política de cada empresa y la relevancia de la estrategia de sustentabilidad dentro de la misma. En líneas generales, cada empresa depende del compromiso de la dirección respecto a las acciones relacionadas con la materia.

¿Cómo ve la ejecución de planes de sustentabilidad en la era pospandemia?

Previo a la pandemia las industrias ya estaban en este camino, y con la llegada de la pandemia los cambios se desaceleraron. Sin embargo, en esta era posterior podemos ver que las acciones respecto a sustentabilidad se agilizaron mucho, porque sabemos que los tiempos se acortan y que se debe reconvertir la matriz energética, que es necesario tomar otras acciones y contribuir cada uno con su granito de arena para poder sumar y ayudar. Es importante que los esfuerzos sean genuinos y por convicción. Cualquier empresa que pretenda crecer debe tener muy claro que la sustentabilidad es un proceso de construcción permanente, no hay una estación de llegada, se trata de un trabajo constante.

¿Considera que la economía circular se está instalando cada vez más en las diversas industrias?

Hay intentos de avance, pero es necesario actualizar la legislación. Puntualmente la ley 25051 de residuos peligrosos. Hoy en día muchos de esos residuos pueden ser materia prima para otras industrias, sobre todo porque la tecnología avanza y puede permitir que esto suceda, pero es necesario brindar a las industrias el contexto legal para que pueda realizarse.

¿Cómo definiría el rol de la Responsabilidad Social Empresaria actualmente?

Para actuar correctamente es necesario trabajar en conjunto, porque la responsabilidad es compartida entre la industria, el Estado y el consumidor. El Estado debe ser un vehículo para mejorar las conductas de producción y de consumo, a través de regulaciones y normativas que sumen. Un ejemplo claro es la restricción de bolsas plásticas en supermercados, una acción necesaria que aporta mucho al cuidado del medio ambiente. Los consumidores también necesitamos reflexionar acerca de nuestro consumo y hacerlo de manera cada vez más consciente. Y la industria, por su parte, debe producir responsablemente para profundizar los cambios que se buscan.

No hay otra posibilidad más que trabajar en conjunto. Es la única manera. Y ese es el gran desafío que tenemos como sociedad para los próximos 20 años.

¿Qué proyectos tiene CEMA para 2023?

Como cada año, en 2023 localizaremos los temas de interés a partir de las encuestas que realizamos y organizaremos seminarios que los aborden, también en formato híbrido. Algunas de las temáticas principales que seguramente estaremos tratando son: descarbonización, economía circular, saneamiento y residuos. Por supuesto vamos a seguir adelante con la convención anual que también será en modalidad híbrida, como lo hicimos con la 4ta edición.