En este Día del Padre, Mundo Marino nos comparte la hermosa historia del pequeño ciervo Axis y su “padre adoptivo humano”, Néstor.

Esta historia es especial, porque Gabriel es especial. Se trata de un pequeño ciervo Axis, perteneciente a la misma familia de especies del famoso personaje infantil “Bambi”. El Axis, llamado Gabriel en agradecimiento al guardaparque que lo rescató, llegó a Mundo Marino hace casi un año, luego de haber quedado huérfano porque unos cazadores furtivos mataron a su madre. La policía los detuvo dentro de la Reserva Bahía de Samborombón. Afortunadamente Gabriel fue derivado al área de Fauna Terrestre de Mundo Marino, donde lo recibió un grupo de cuidadores que enseguida se encariñó con él. El cachorro fue revisado por el equipo de veterinarios que diagnosticó que a pesar de su bajo peso, en líneas generales, se encontraba en buen estado de salud.

Los cuidadores de Mundo Marino se ocuparon de la crianza del pequeño ciervo que apenas llegaba a cumplir 10 días de vida cuando llegó. Entre los cuidadores, se turnaban para alimentarlo con mamadera, pero fue Néstor quien mas se encariñó con el pequeño, generando un lazo muy fuerte convirtiéndose en un papá sustituto para él.

Generalmente los Axis son muy asustadizos, pero Gabriel no. “Él es un caso especial” confiesa Néstor Truppa, el subencargado del Área Safari de Mundo Marino. “Él ya no toma la mamadera, pero si le doy le encanta”, dice sonriendo con ternura. Y así es. Néstor se acerca a un gran predio lleno de árboles donde Gabriel, que ya tiene 11 meses, convive temporariamente con cuatro ciervos “Dama” juveniles y animales de otras especies.  Lo llama en voz alta por su nombre y Gabriel se separa de sus pares para acercarse a quien parece reconocer inmediatamente por la voz. Ambos se saludan con entusiasmo, y mientras Gabriel disfruta de la mamadera de regalo, Néstor recuerda que “a sus 7 meses de vida ya no necesitaba tomar la mamadera, pero la quería y como era muy mimado alguna le daba”. Néstor guarda con satisfacción todas las fotos de la evolución de Gabriel, cómo subió rápidamente de peso y creció saludablemente. Después de compartir un rato juntos en medio del bosque, parece que a los dos les cuesta despedirse, aunque al día siguiente volverán a verse. Néstor cuenta que Gabriel muchas veces lo llama, “por eso le traigo alguna mamadera de regalo, él me compra”.

Próximamente, Gabriel se reunirá con la manada de los Axis que viven en un área silvestre de 25 hectáreas en Mundo Marino, y quién dice que tal vez pueda convertirse en el macho dominante. Cuando esto ocurra el contacto con humanos será mínimo, sin embargo seguramente Gabriel no olvidará a su padre adoptivo que tanto amor le dio cuando más lo necesitó.