PepsiCo presentó el capítulo que sucede en Argentina de la segunda edición de Planet Love, una docuserie producida por National Geographic CreativeWorks que busca inspirar a las audiencias latinoamericanas a contribuir a un Planeta más sustentable.

El episodio que transcurre en Argentina, en la segunda temporada de la serie, se llama Amor orgánico y relata la historia de los creadores de Good Film, una PyME marplatense dedicada a la producción de bolsas hidrosolubles y compostables.

La historia de amor con el Planeta de los argentinos Roberto y Raúl Errobidart inició cuando se propusieron desarrollar bolsas eco amigables para levantar el excremento de su perro. Así surgió Good Film, una empresa dedicada a la producción de bolsas hidrosolubles, compostables y no tóxicas de diversos tamaños. Actualmente, Good Film fabrica entre 80 mil y 100 mil bolsas mensuales y, hasta la fecha, su trabajo e innovación logró evitar que más de un millón de bolsas plásticas hayan terminado en rellenos sanitarios.

Se calcula que, en Argentina, una persona promedio produce alrededor de 55 kilos de residuos plásticos cada año. Asimismo, se estima que en este país se desechan 12 millones de botellas plásticas al día, de las cuales solo un 30% son recicladas. Por esta razón y debido a otros datos similares y significativos en Latinoamérica, PepsiCo lanzó la segunda temporada de Planet Love, con el objetivo de inspirar a las personas a contribuir hacia un mundo más sustentable mediante pequeños hábitos sostenibles en el tiempo.

Como parte de su transformación estratégica, PepsiCo introdujo pep+ (PepsiCo Positive) en 2021, para crear crecimiento y valor, inspirando así un cambio positivo para las comunidades y el Planeta. Amplificar historias positivas, como la de Roberto y Raúl, forma parte de este compromiso para involucrar al mayor número de personas en este camino.

En 2021 PepsiCo se alió con Good Film para la realización de bolsas a partir de almidón de papa que se obtiene como parte del proceso de fabricación de las papas fritas Lay’s y Pehuamar en la planta de PepsiCo en Mar del Plata. Se trató del primer producto de un proyecto piloto para impulsar la economía circular en todas las fases del proceso productivo de PepsiCo, donde ningún insumo termine en desecho.