Grupo Bimbo fue reconocida y premiada por la organización no gubernamental Carbon Disclosure Project (CDP por sus siglas en inglés) por sus acciones a nivel global para mitigar los efectos del cambio climático. La compañía de origen mexicano alcanzó la “A”, que refleja el máximo puntaje y calificación más alta del ranking The A List 2022.

En el listado anual, donde participaron más de 15 mil compañías globales de diferentes industrias, solamente un 2% (283 empresas) alcanzó dicha calificación en la categoría de Cambio Climático. Grupo Bimbo, además de ser parte de este porcentaje, es también la única empresa mexicana de alimentos en conseguirlo.

Estamos muy orgullosos de recibir por primera vez esta calificación tan alta que otorga CDP a las empresas que estamos trabajando por hacer de éste un mundo mejor. En Grupo Bimbo hace un año hicimos un compromiso firme para convertirnos en el 2050 en una empresa con cero emisiones netas de carbono, fijando metas validadas por Science Based Targets, las cuales nos impulsan a generar acciones en toda nuestra cadena de valor y con ello seguir alcanzando los objetivos marcados en nuestra estrategia de Sustentabilidad”, comentó Rafael Pamias, director general adjunto y Chief Sustainability Officer de Grupo Bimbo.

Para ser rankeado con la máxima puntuación, CDP considera el cruce y análisis de diferentes variables. Entre las más destacadas está el cómo las empresas reportan sus avances, si lo hacen de manera transparente y con objetivos claros.

Grupo Bimbo emprendió su viaje para mitigar los efectos del cambio climático hace más de 30 años. En 2012, arrancó con su primer proyecto de energía renovable en México y el desarrollo de su primer vehículo eléctrico. En 2018, se unió a la iniciativa RE100, donde definió el objetivo de utilizar energía eléctrica 100% renovable a nivel global para 2025. En este sentido y alineado a su nuevo nivel de ambición marcado en su estrategia de sustentabilidad, en 2021, también se comprometió a lograr Cero Emisiones Netas de Carbono para el año 2050 uniéndose a la campaña Race to Zero. Esto considera las emisiones de toda su cadena de valor, abarcando los alcances 1, 2 y 3; en todas las áreas de operación, logística, ventas, compras y comercialización.