El Hotel Emperador fue pionero en involucrarse en el programa de Ecosellos que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ofrece a través de la Agencia de Protección Ambiental para todas las empresas que están radicadas en esta jurisdicción.

Esta iniciativa reconoce el compromiso con el cuidado del medio ambiente y la promoción del desarrollo sostenible. Los ecosellos fueron otorgados por la Agencia tras lograr las metas y acciones definidas para cada eje de trabajo entre las que se encuentran, en esta primera etapa, agua, energía y residuos. Esta triple distinción fue posible gracias al trabajo de toda la organización que, durante dos años, elaboró un plan para identificar, implementar y sostener la política de medio ambiente definida por la dirección de la compañía.

“Estamos muy orgullosos de ser el primer hotel en haber podido certificar en este programa de Ecosellos, creemos que es fundamental orientarnos a tener un hotel que pueda garantizar el servicio de excelencia de siempre, pero ser mucho más ecológicos y amigables con el medioambiente”, afirmó Mariana Lucas subdirectora general del Hotel.

Stay Green es el programa de responsabilidad sustentable del Hotel Emperador que funciona como resultado de trabajar en forma conjunta con clientes, proveedores y colaboradores con el fin común de promover el cuidado del medio ambiente garantizando la calidad del servicio ofrecido a huéspedes y clientes.

En el eje agua se trabajó en el uso racional y eficiente de este recurso lo que le permite al Hotel Emperador ahorrar en el consumo y mejorar la calidad de los efluentes, gracias al rediseño de los procesos de trabajo, reimplementación de los sistemas de medición y control que permitieron visualizar posibles desvíos y encontrar oportunidades de mejora.

En cuanto al sistema de energía hicieron foco en el uso racional de la misma, consiguiendo optimizar el consumo tanto de energía eléctrica como de gas natural. No solo modificaron estándares de servicio y procedimientos de trabajo sino que adquirieron nueva tecnología que los acompañó a alcanzar las metas propuestas.

Además se implementó la generación de energía renovable, sustituyendo equipos de trabajo por otros de mayor rendimiento que generaron una mayor concientización sobre el uso adecuado de este recurso no siempre renovable.

En cuanto al manejo de residuos se apuntó a asegurar la adecuada gestión de los mismos, priorizando la separación en origen y trabajando a conciencia en la disminución de la residuos en general.