Huella de carbono: acciones para reducirla

La huella de carbono se define como el conjunto de emisiones de gases de efecto invernadero producidas, directa o indirectamente, por personas, organizaciones, productos, eventos o regiones geográficas, en términos de CO2 equivalentes. Por lo tanto, casi todas las acciones generan emisiones.

En un escenario donde es urgente reducir las emisiones de carbono, las empresas necesitan conocer cuánto produce su actividad para poder compensarlas y hacer un uso más eficiente de los recursos. Así, muchas están desarrollando acciones relevantes que van más allá de su negocio para compensar su huella de carbono, ya sean proyectos de reforestación, el uso de energías renovables y la instalación de normas de eficiencia energética.

En esta nota, Despegar, Naranja X, Ternium, Tenaris y Banco Galicia nos cuentan cómo abordan este tema.

 

“El proyecto de compensación de la huella de carbono en Despegar es reciente, y como primera iniciativa tenemos la plantación de árboles para compensar las emisiones de CO2 del 2021 de nuestros colaboradores en la Argentina”, indica Josefina Schaer, Corporate Affairs Senior Manager. Por ello, se aliaron a la ONG Plantarse, fundación que desarrolla acciones de mitigación de la crisis climática. “Así nació el Bosque Despegar, que se encuentra en las sierras de la provincia de Córdoba, en Argentina, y ya tiene 620 árboles de la especie nativa tabaquillo”, añade Schaer.

¿En qué área del negocio se generan más emisiones?

Los vuelos son el área del negocio que más genera emisiones en la industria del turismo. Sin embargo, nos alegra que cada vez más aerolíneas están trabajando para minimizar o compensar sus huellas de carbono.

¿Qué acciones realizan para lograr sus objetivos?

El proyecto de reforestación del que somos parte se suma al trabajo que venimos llevando a cabo hace años en pos de la sustentabilidad y el cuidado del ambiente. Lo más importante a la hora de plantearnos objetivos como estos es aliarse con fundaciones que tengan experiencia en la temática. El proyecto de Plantarse al que nos sumamos ya lleva más de 3000 árboles plantados y más de 7000 toneladas de CO2 compensado en el país. Nos parece importante trabajar en conjunto para conseguir los mejores resultados posibles para el medio ambiente.

¿Qué herramientas de medición utilizan?

Recientemente publicamos nuestro segundo reporte anual de sustentabilidad. Este nos permite medir y repasar nuestras medidas e iniciativas para observar todo lo que hemos hecho y planificar a futuro nuestros próximos proyectos. El reporte incluye más de diez tópicos distintos, como diversidad e inclusión, las alternativas sustentables de viaje, la comunidad y el talento de Despegar.

¿Qué desafíos debieron o deben superar para lograr sus objetivos?

Nuestro trabajo en pos de la sustentabilidad es de constante aprendizaje. Son muchos los desafíos por atravesar en nuestra industria, pero consideramos que cada paso que damos es fundamental para el medio ambiente.

“Como primera iniciativa tenemos la plantación de árboles para compensar las
                                              emisiones de CO2”                                                              Josefina Schaer, Corporate Affairs Senior Manager de Despegar

 

“En Naranja X el compromiso es seguir compensando toda nuestra huella de carbono, es decir, el total de gases de efecto invernadero (GEI) de alcance directo e indirecto que resultan de nuestra actividad. La meta anual de reducción de emisiones es del 5 por ciento, que sostenemos desde hace tiempo, y en los últimos años hemos logrado reducir el 50 por ciento de las emisiones”, explica Pablo Bocco, Social Innovation & Sustainability Lead.

¿En qué área del negocio se generan más emisiones?

El principal impacto del sector tecnológico y financiero está en el consumo energético generado por los servidores y requerido por los equipamientos en los que se sostiene la operación. En Naranja X, el consumo de energía representa el 63 por ciento de las emisiones de carbono (dato del 2021, último registrado). La segunda fuente es la movilidad (aéreos y buses) e in itinere (casa-trabajo-casa), luego le siguen los materiales, entre los que el papel es el más importante.

¿Qué acciones realizan para lograr sus objetivos?

En 2021, aceleramos nuestro compromiso y nos convertimos en la primera fintech carbono neutral de la Argentina. Nuestro Programa de Impacto Ambiental se organiza en cuatro ejes: eficientizar el consumo de energía eléctrica, gas y agua, tanto en las sucursales y en los edificios centrales como en los hogares de los equipos que trabajan remoto; reducir el consumo de hojas de papel y reemplazar hojas blancas por resmas Ledesma NAT, amigables con el medio ambiente, además de disminuir la cantidad de impresoras a nivel nacional y la invitación a imprimir solo lo indispensable; gestionar residuos a partir de la separación en origen, la recolección diferenciada, la disposición final y la reinserción de materiales al circuito productivo; e impulsar la movilidad sustentable de nuestros colaboradores.

Además, elegimos compensar nuestra huella de carbono organizacional junto con Ruuts, plataforma que acompaña a productores agropecuarios en procesos de restauración de ecosistemas a partir de financiamiento. Apostamos a esta iniciativa porque representa un cambio de paradigma productivo que permite capturar carbono del ambiente y también impulsa el surgimiento de nuevos productos en el mercado y así nuevas opciones de consumo para nuestros clientes.

¿Qué herramientas de medición utilizan?

Medimos el impacto ambiental de nuestras operaciones con una metodología alineada a los requisitos de la ISO 14.064:2015 y a los precedentes sentados por el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero: Estándar Corporativo de Contabilidad y Reporte (GHG), publicado por el World Resource Institute y World Business Council for Sustainable Development. En 2021, el alcance de la huella incluyó la medición de gases refrigerantes y mejoramos significativamente el relevamiento del indicador de gas natural.

¿Qué desafíos debieron o deben superar para lograr sus objetivos?

Nuestro principal desafío hoy es transmitir e instalar los criterios del triple impacto a toda la organización, para que estén presentes en cada acción y decisión de las 3000 personas que forman Naranja X.

“Nos convertimos en la primera fintech carbono neutral de la Argentina”
Pablo Bocco, Social Innovation & Sustainability Lead de Naranja X

 

Ternium se comprometió pública y voluntariamente a reducir en un 20 por ciento la intensidad de las emisiones de CO2 por tonelada de acero producido para 2030 (considerando sus emisiones alcance 1 y 2, es decir las emisiones directas de combustión e indirectas producidas por la matriz energética consumida), en comparación con el desempeño en 2018”, afirma José Fonrouge, Global Sustainability Senior Director de Ternium.

¿En qué área del negocio se generan más emisiones?

Es en los procesos de producción de acero de áreas primarias, donde ocurre la reducción del mineral de hierro, donde se juega el partido de la descarbonización. El proceso de reducción del mineral de hierro implica extraer el oxígeno del mineral, que se encuentra en estado natural de oxidación. El consumo de los agentes reductores (gas natural, coque, hidrógeno, PCI –o inyección de carbón pulverizado– representa más del 90 por ciento de las emisiones de CO2 en proceso. Entonces, es en la eficiencia en el uso de los energéticos y los agentes reductores donde debemos poner foco. La estrategia de largo plazo contará necesariamente con una migración de ruta productiva del acero basada en un mayor uso de porcentaje de chatarra ferrosa como materia prima, de gas natural e hidrógeno verde como agente reductor. Las áreas de Investigación y Desarrollo, que miran las necesidades futuras del mercado y los procesos para satisfacerlos, serán clave para el desarrollo de tecnologías disruptivas. Para el sector siderúrgico, los desafíos son altos y las oportunidades para Ternium son igualmente desafiantes.

¿Qué acciones realizan para lograr sus objetivos?

Entre las acciones está el aumento de la captura de carbono en nuestras plantas de Guerrero, en México, donde desarrollamos una tecnología para la captura de CO2 que se origina en el proceso de la reducción directa del mineral de hierro. A su vez, estamos desarrollando diferentes proyectos ligados a la eficiencia energética basados en la Norma ISO 50.001 sobre la Gestión de la Energía, aumentando el mix de energías renovables y la participación de chatarra ferrosa en el mix metálico, dado que el acero es reciclable. Además, lanzamos un proyecto conjunto con proveedores de materias primas, como Vale, para el estudio del uso de briquetas de hierro y la sustitución parcial de carbón de coque por biomasa.

¿Qué herramientas de medición utilizan? ¿Trabajan con organizaciones nacionales o internacionales?

Hace más de diez años que Ternium reporta anual[1]mente sus emisiones bajo una metodología de cálculo diseñada para el acero (Worldsteel) y basada en el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GHG Protocol) y los estándares ISO. En 2022, se obtuvo la verificación por la tercera parte de los inventarios de emisiones de CO2 de los últimos cuatro años (2018-2021) realizados bajo la metodología Worldsteel y complementariamente bajo metodología GHP Protocol de los 25 establecimientos operados por Ternium en Latinoamérica.

¿Cuáles son los desafíos del sector?

La industria energética de transporte y construcción emite mil millones de toneladas de dióxido de carbono al año. Para el caso del acero, el cemento y las petroquímicas, que son sectores difíciles de disminuir (hard to abate) porque necesitan procesos a muy alta temperatura y volumen, contar con iniciativas de carbon capture and usage/storage (CCUS) es fundamental porque será la forma más eficiente para descarbonizarse.

“Es fundamental contar con iniciativas de carbon capture and usage/storage (CCUS)”   

José Fonrouge, Global Sustainability Senior Director de Ternium

 

Por su parte, Tenaris anunció en febrero de 2021 su plan global a mediano plazo para reducir la intensidad de sus emisiones de CO2 por tonelada de acero en un 30 por ciento hacia 2030, tomando como base el 2018. Este plan toma en consideración las emisiones de alcance 1, 2 y 3. Desde la empresa indican que los alcances 1 y 2 incluyen emisiones directas e indirectas relacionadas con el consumo de electricidad en las operaciones respectivamente, mientras que las emisiones de alcance 3 abarcan aquellas emisiones indirectas relacionadas con las materias primas utilizadas. Para alcanzar este objetivo, usará una mayor proporción de chatarra de acero reciclada en su mezcla metálica y realizará inversiones para incrementar la eficiencia energética y el uso de energías renovables. La meta es alcanzar la neutralidad de carbono.

En esta línea, este año la empresa aprobó un proyecto de inversión de 190 millones de dólares para construir un parque eólico en la localidad bonaerense de Gonzales Chaves. El parque eólico abastecerá cerca del 50 por ciento de la energía eléctrica requerida por el Centro Industrial de la compañía en Campana, reduciendo las emisiones de CO2 en 152.000 toneladas por año. Se proyecta que estará en funcionamiento para mediados de 2023.

¿Qué acciones realizan para lograr sus objetivos?

Estamos desarrollando materiales y productos para aplicaciones energéticas bajas en carbono, entre ellas las relacionadas a la cadena de valor del gas natural. En Estados Unidos, la producción no convencional de gas y petróleo logró que la matriz energética de ese país desplace al carbón como principal fuente de electricidad.

La Argentina tiene una oportunidad similar si desarrolla Vaca Muerta, el segundo yacimiento de shale gas a nivel mundial. Se trata de un tipo de hidrocarburo con menos emisiones, capaz de ser empleado tanto para la generación eléctrica como para el movimiento de transporte de cargas, y un gran complemento al paulatino crecimiento de las energías renovables, que todavía demandan un gran costo de inversión.

Por otra parte, el Centro Industrial Campana concretó inversiones clave en materia ambiental. Entre ellas está el Plan Maestro del Sistema de Aspiración de Humos de Acería, que logró una mejora en la retención de emisiones durante el proceso de carga de cestas de acero líquido. Además, se amplió en un 20 por ciento la capacidad de aspiración del sistema de captación de humos del Horno 4, mientras que la captación del sistema auxiliar se incrementó en un 42 por ciento. Además, la empresa optimizó la performance ambiental de sus barnizadoras, reduciendo en un 15 por ciento el uso de laca de ambas líneas, en un 41 por ciento las emisiones totales de VOC (partículas orgánicas volátiles) y en un 90 por ciento la de las líneas 1 y 2 del Laminador Continuo 2. Asimismo, una inversión similar se inauguró este año en la planta de productos de Dopeless® del Centro Industrial Campana.

¿Qué herramientas de medición utilizan?

Desde 2009 Tenaris publica su reporte de sustentabilidad anual: el último hizo foco en la transición energética y el plan de reducción de emisiones CO2. Este reporte es elaborado con lineamientos de World Steel Asociation y Pacto Global de la ONU, entre otras organizaciones. En la Argentina, también se realiza de forma anual un reporte con los objetivos y KPIs de los programas de Relaciones con la Comunidad.

 

 

“Contribuimos con la desaceleración del cambio climático a través de la gestión de la huella de carbono operacional, minimizando el impacto de los recursos críticos, compensando las emisiones no evitadas y realizando análisis de riesgo ambiental y social de nuestra cartera”, dice María Alejandra González, Líder de Estrategia Ambiental en Banco Galicia. Así, durante el 2022 se convirtieron en una empresa carbono neutral.

¿En qué área del negocio se generan más emisiones?

Identificamos que nuestro consumo de energía eléctrica genera más del 90 por ciento de nuestras emisiones de carbono, por lo que nos enfocamos en la eficiencia energética y la incorporación de energías renovables para mitigarlas. En 2020 incorporamos energía renovable del Parque Eólico Los Olivos, y sumado a la energía que ya nos abastecía el Parque Eólico La Castellana II, alcanzamos un 65 por ciento en promedio de energía renovable en nuestros edificios centrales. Además, por contexto, llegamos a abastecernos un 100 por ciento de fuentes renovables desde mayo 2020.

¿Qué acciones realizan para lograr sus objetivos?

El Banco impulsa una estrategia integral de gestión ambiental que contempla un uso eficiente de los recursos naturales, haciendo foco en el consumo racional de energía eléctrica y de papel. Además, calcula y compensa su huella de carbono, realiza iniciativas de concientización y conservación ambiental, y otorga líneas de crédito que favorecen la minimización del impacto ambiental sobre el entorno. Obtuvo la recertificación de su Sistema de Gestión Ambiental (SGA) para la Torre Galicia. También se extendió esta certificación a su edificio corporativo Plaza Galicia. Desde el segundo semestre de 2019 comenzó a abastecerse de energía renovable desde el Parque Eólico La Castellana II. Así, el 30 por ciento de la demanda eléctrica ya es abastecida de esta manera en Torre Galicia y Casa Matriz logrando una disminución del 7 por ciento de la huella de carbono. También impulsó un plan de recambio de luminarias por sistemas led y de equipos de AA en más de 60 sucursales con una disminución del 19 por ciento interanual en el consumo de electricidad. Para 2020 se amplió la compra de energía renovable y se desarrolló el concepto de cartera verde incorporando la huella de carbono al negocio.

¿Trabajan con organizaciones nacionales o internacionales?

Alineamos nuestra política ambiental tanto a estándares nacionales como internacionales, además generamos alianzas con diferentes organismos que nos permiten estar a la vanguardia en tema de cui[1]dado ambiental. Así, formamos parte del Subgrupo Cuidando el Clima de la Red Argentina de Pacto Global, donde se comparten novedades y las mejores prácticas nacionales e internacionales. Este año este subgrupo estuvo enfocado en capacitar en el uso de la Plataforma de Science Based Targets Initiative (SBTI).

También colideramos la Comisión Ambiental y Social del Protocolo de Finanzas Sostenibles llevando adelante iniciativas relacionadas con análisis de riesgo socioambiental y climático; participamos de la Alianza para la Acción Climática Argentina y fuimos partner de la Cumbre Climática de la Juventud de Latinoamérica y el Caribe, donde participaron más de 20 países y 30 organizaciones redactando la Declaración de la Juventud para presentar ante la COP26 celebrada en Glasgow.

En 2021, Banco Galicia adhirió a la iniciativa Partnership for Carbon Accounting Financials (PCAF) para empezar a medir las emisiones de gases de efecto invernadero de las operaciones financiadas a sus clientes.

 

Skip to content