Trabajos como el de gasista, plomero, electricista, albañil o incluso en sectores de tecnología y programación están habitualmente identificados como empleos masculinos. Hoy, estos oficios están creciendo sin género: han dejado de ser asociados a hombres para dar lugar a cada vez más mujeres que los ejercen y redefinen.

Uno de los tantos casos que personifican esta tendencia es el de Gabriela Fernández, una profesional de 39 años que se desempeña como electricista en IguanaFix, la plataforma digital de soluciones de mantenimiento, limpieza y facility management para empresas, oficinas y locales comerciales de Argentina, México, Brasil y Uruguay. Actualmente, la compañía cuenta con más de un 40% de su dotación ocupada por mujeres, que ejercen las posiciones más diversas desde administrativas, desarrollo de sistemas, cargos gerenciales y profesionales que brindan servicios de mantenimiento, limpieza, entre otros múltiples oficios.

Otro ejemplo de esta tendencia es el de Alexandra Deligiannis, encargada de manejar a un equipo de plomeros, albañiles, pintores, gasistas y electricistas; todos hombres. “Cuando voy a comprar materiales los vendedores se sorprenden que una mujer sepa características técnicas de materiales, dado que es un rubro mayoritariamente de hombres. Lo mismo a la hora de ver un trabajo, pero eso va cambiando”, cuenta Alexandra.

El sector de tecnología y programación en las empresas también sigue caracterizado por una mayoría masculina.  Agustina Capa es uno de esos casos particulares, desempeñándose como Quality Assurance (QA) Engineer en IguanaFix: “Creo que este empoderamiento de la mujer es muy positivo y nos invita a que podamos sentirnos más libres, sin prejuicios ni miedos al momento de elegir una profesión. Nos invita a pensar que los moldes de lo femenino no nos alcanzan, que podemos realizarnos por fuera de esos prejuicios sociales históricos y que ser mujer no es una condición negativa ni impeditiva”, afirma Agustina.

Iguanafix apunta a potenciar el conocimiento de los profesionales técnicos y convertirlos en especialistas en su área, haciendo que tanto el profesional como el cliente tenga una experiencia de calidad. Con este objetivo creó la Universidad IguanaFix, una iniciativa que ofrece capacitaciones en habilidades técnicas y blandas en articulación con otras empresas y organizaciones sociales, como Formar, Cooperativa La Juanita, Forge y Pescar. Hasta el momento, ya se han capacitado a más de 20.000 personas. Además, en el transcurso del año pasado, la empresa firmó un Convenio de Inclusión en la Diversidad en articulación con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y junto a otras empresas digitales, así como también obtuvo la certificación como Empresa B, reafirmando su importante compromiso social e inclusivo.