La sede de la Fundación Scholas Occurrentes en Argentina, ubicada en el Barrio Carlos Mugica en Villa 31, recibió una donación de equipos de sonido e instrumentos musicales para reforzar los talleres de música que se vienen desarrollando en el barrio.

El nuevo taller de Banda/ensamble que (gracias a la donación comenzó a ejecutarse) está orientado a jóvenes a partir de los 13 años de edad, y en él no solo se aprende a tocar instrumentos musicales sino a practicar interactuando con otros músicos, compartiendo sus experiencias y sus historias de vida. Se busca crear un ambiente adecuado para que esto suceda, estableciendo un espacio de escucha, compañerismo y sentido de pertenencia. Porque la música, como herramienta pedagógica habilita un campo nuevo, que es personal. A través de experiencias de expresión corporal, mental, sentimientos, también se transforma en un campo colectivo y grupal. Esas experiencias generan un descubrimiento y conocimiento de la sensibilidad de cada uno. Para eso se parte desde el accidente, para quitar prejuicios y el miedo al “error” o al “pifie”, integrándose como parte de la música, para poder verlo como posibilidad de cambio hacia algo nuevo.

La esencia del taller es jugar a través, y con la improvisación e intenta indagar en cómo generar una voz propia a través del instrumento y una voz colectiva, cómo reaccionar ante un sonido de un compañero y cómo se puede escuchar a los demás. Esta modalidad de talleres ha permitido que el aprendizaje sea divertido y creativo, una experiencia educativa y de apertura al otro, en el que se aprende a escuchar y ver el mundo desde un lugar poético.

La donación consistió en una batería, tres guitarras (dos electroacústicas y una eléctrica), dos amplificadores Marshall, un micrófono y hasta un ukelele, entre otros dispositivos (como  un pie de micrófono Warwick, un soporte de teclado Warwick y cables de conexión) son varios de los equipos e instrumentos que componen la donación, hecha por Televam, empresa argentina especializada en equipos de audio e instrumentos musicales, y que se ha querido unir con este gesto para contribuir a la misión de Scholas de impulsar la cultura del encuentro, trabajando en conjunto con jóvenes y niños en entornos educativos públicos, privados, formales y no formales.

“Es un orgullo para Tevelam colaborar con Scholas Occurrentes y ayudar a construir un país mejor y más justo. Desde el lado cultural creemos en la formación de valores a través del estudio de la música y somos conscientes de que nos une como sociedad; siguiendo a Platon: ´la música es para el alma, lo que la gimnasia para el cuerpo´ “, fueron las palabras de Fernando Camaño, gerente de Marketing de Tevelam al hacer entrega de los instrumentos.

Scholas Música es una oportunidad para que centenares de chicos y chicas de la Villa 31 y sus alrededores puedan expresar sus más íntimos sentimientos y encontrar un sentido a sus vidas, a través de la música, desde la composición pasando por la interpretación y la producción musical.

Gracias a esta donación, más jóvenes de la Villa 31 y de la ciudad de Buenos Aires podrán acercarse a la música desde un lugar de creación y diversión en el encuentro con el otro.