Según confirmó Therese Coffey, Secretaria de Estado de Medio Ambiente, Alimentación y Medio Rural del Reino Unido, a partir de este año en el territorio se prohibirá la utilización de los plásticos de un solo uso o descartables.

Actualmente se estima que Reino Unido usa 2500 millones de tazas de café descartables al año y que apenas se recicla el 10% de todo ello. Luego del anuncio, Coffey confirmó que la medida tendrá un gran impacto y que evitará que miles de millones de piezas de plástico contaminen el planeta. Pero algo que ayudó a que la población aceptara sin muchos problemas la prohibición fueron los números que acompañaron la presentación. Por ejemplo, explicaron que un tenedor de plástico tarda hasta 200 años en descomponerse.

Con el simple hecho de prohibir el uso de este tipo de plástico, Reino Unido esta obligando a grandes compañías a cambiar los contenedores que utilizan por otros hechos de materiales más sostenibles. Según confirmo Coffey, por ahora la medida sólo aplicará para envases de alimentos y bebidas de restaurantes, cafeterías o comida para llevar.