Facilitar el acceso al servicio de gas natural a organizaciones de la sociedad civil, realizando o mejorando instalaciones internas es el objetivo que se marcó MetroGAS en su programa Instalaciones Solidarias, que suma ya más de 13 organizaciones beneficiadas en 4 años y hoy sigue apostando a que el número crezca.

El trabajo llevado adelante por parte de MetroGAS implica un análisis y el proyecto técnico, la contratación y seguimiento de la obra civil, el acompañamiento de los aspectos comerciales y administrativos, y el alta de servicio. Estas obras, siempre tienen una especial atención a la revisión y control de todos los artefactos, sensibilizando sobre la importancia de su mantención regular como medida preventiva de accidentes por monóxido de carbono. Se realizan potenciando el trabajo de técnicos gasistas matriculados y cuentan con el apoyo del Voluntariado Corporativo de MetroGAS.

De esta manera, la primera distribuidora de gas natural del país, realizó una nueva obra de conexión en el Comedor Casa del Niño de San Agustín, ubicado en la Localidad San Francisco Solano, Barrio La Florida, en el Partido de Quilmes, en alianza con el Banco de Alimentos, ya que dicho comedor es una de las más de 1200 organizaciones con las que colabora la ONG a fin de mitigar el hambre, mejorar la nutrición y evitar el desperdicio de alimentos en un contexto de crisis social y alimentaria para un alto porcentaje de la sociedad.

La Casa del Niño de San Agustín funciona desde 1995 y año tras año fue sumando nuevas actividades y servicios para la comunidad. En un primer momento, sólo se dedicaba a darle la merienda a los chicos y chicas del barrio. Hoy brindan el desayuno, almuerzo, merienda y cena a 900 personas por semana y entregan bolsones de comida a 120 familias. Además, cuentan con salitas para niños y niñas de 1 a 4 años, y ofrecen apoyo escolar, consultoría de acompañamiento por violencia intrafamiliar, y talleres para adultos mayores.

“Dependíamos de la garrafa para poder cocinar y hoy logramos ya operar con un sistema estable, seguro y mucho más conveniente gracias a este apoyo, y así llegar con nuestros platos a más y más familias que lo necesitan. Un plato de comida calentita, hace la diferencia”, cuenta Patricia Lorena Bas, responsable y cofundadora del E.P.I San Agustín.

“Estamos felices de poder ser parte de esta alianza tan importante para las instituciones con las que trabajamos. Llegar con alimentos a las personas que los necesitan es nuestra misión diaria y, sumado a eso, poder colaborar para que ellas cuenten con espacios más propicios para su tarea, es más gratificante aún”, declaró Marisa Giráldez, Directora General del Banco de Alimentos.

“Este es un programa que nos llena de alegría al ver la transformación en el servicio solidario que brindan las organizaciones beneficiarias. Es un orgullo poder estar cerca de estas personas y su trabajo llevando el lema de MetroGAS adonde sea más necesario”, aporta Viviana Barilá, jefa de Sustentabilidad de MetroGAS.