En esta nueva entrega de los Premios Bunge y Born, los galardonados fueron dos investigadores de Conicet por sus trabajos en Ecología. Por un lado, la doctora en Ciencias Biológicas, Sandra Myrna Díaz, con el Premio Fundación Bunge y Born por su trabajo acerca de la contribución de la naturaleza para la vida humana valorado a nivel mundial. Mientras que el Premio Estímulo fue para el doctor en Ciencias Agropecuarias, Lucas Alejandro Garibaldi, quien se destaca por sus estudios cuantitativos y estadísticos, y por la difusión pública de sus hallazgos científicos.

El secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, participó de la ceremonia en donde agradeció a la Fundación Bunge y Born por no solo tener ideas, sino porque estas además son llevadas a la práctica y producen resultados concretos para la ciudadanía en general. Además, felicitó a los ganadores y expresó: “El conocimiento es el bien más valioso que puede tener un país porque es lo que determina su desarrollo. Es necesario apoyarse en los científicos y asegurar que ese conocimiento tenga resultados concretos, fundamentalmente mejorando la calidad de vida de la gente.” Y resaltó: “Creo fervientemente que la ciencia y la tecnología pueden y deben dar respuesta a los problemas de la Argentina. El Estado debe garantizar la innovación inclusiva, es decir, el incorporar tecnologías que permitan generar empleo de calidad y bien remunerado” y agregó que la ecología es una disciplina clave para lograr el desarrollo a futuro, ya que en adelante el consumidor exigirá productos en cuya producción esté garantizada tanto la sustentabilidad social como ambiental, lo que abre muchas oportunidades para las economías regionales y en donde la Ecología juega un rol fundamental.

“Creímos realmente oportuno poner el foco sobre la Ecología desde una perspectiva científica y reconocer a estos dos argentinos notables que dedican su vida al estudio y a su preservación desde Argentina. Nuestra función es iluminar el trabajo abnegados y silencioso de estos científicos.” expresó el presidente de la Fundación Bunge y Born, Jorge Born, con respecto al premio.

Sandra Díaz agradeció a la Fundación por el premio y al jurado que la eligió ganadora al que dijo admirar desde los comienzos de su carrera. También resaltó la importancia de que la Fundación Bunge y Born siga apostando a la ciencia en la Argentina: “La ciencia pública es la clave de un país con progreso genuino y merece el reconocimiento de toda la sociedad”, indicó. Con respecto a la Ecología, dijo que la crisis de la diversidad “es una crisis profundamente social” y para detener este deterioro tenemos que dar un ‘volantazo’ en aquellos factores sociales, políticos, económicos, institucionales que están en la raíz de la situación que estamos viviendo hoy, “esa creo es la única forma y hay ejemplos positivos que demuestran que se puede hacer.” “Es mi aspiración que esta distinción contribuya a visibilizar el enorme y urgente desafío, y la oportunidad histórica que tenemos todos de hacer una diferencia”, finalizó.