IVECO cerró un nuevo acuerdo de venta por 100 unidades Stralis NP Cursor 13 a GNC (gas natural comprimido) con NRG Argentina S.A., empresa proveedora de arena de fracturas para la industria del petróleo y el gas. De esta forma, la compañía se convirtió en la primera marca en alcanzar un hito de estas características en América del Sur.

NRG Argentina S.A. es una empresa que le ofrece a la industria del petróleo y el gas insumos estratégicos, como arena natural y agente sintético ultraliviano en cantidades y tiempos demandados por la operación. Se trata de la primera compañía integrada del sector, ya que además de proporcionar estos productos críticos para el desarrollo responsable de los recursos no convencionales, brinda servicios de última milla y de manejo en locación. Asimismo, la empresa lleva adelante una estrategia de triple impacto, poniendo el foco tanto en la obtención de resultados de negocio exitosos, como en la consideración del entorno en donde opera y el uso responsable de los recursos.

Otra característica destacable de la operación es la venta de 100 contratos de mantenimiento que acompañan a las unidades adjudicadas por la empresa. En este sentido, la marca asistirá a NRG Argentina S.A. en el desarrollo de un centro de atención y mantenimiento exclusivo dentro de su base de operaciones, ubicada en la provincia de Río Negro. El objetivo de esta gestión es brindar soporte para que la nueva flota pueda desarrollar sus operaciones con altos estándares en el servicio y la asistencia del concesionario de la zona.

Los nuevos vehículos adquiridos por la empresa rionegrina cuentan con la más alta tecnología, diseño y equipamientos superiores a su par diésel con un beneficio de entre 40% y 50% en la reducción del costo del combustible. Los camiones, que harán su trabajo entre las provincias argentinas de Entre Ríos, Neuquén y Río Negro, poseen una configuración “AS440S46T/P 6×2” y, debido a que son impulsados por GNC, su emisión de gases presenta reducciones extraordinarias de hasta el 90% del dióxido de nitrógeno, 99% de partículas y hasta 95% de dióxido de carbono cuando se utiliza biometano como combustible.

Estos camiones tienen una Certificación PIEK que garantiza niveles de ruido por debajo de los 71dB, tecnología de frenos AEBS, retardador hidráulico, ESP y suspensión neumática en el eje trasero.