A través de su programa “Agua Plus”, la compañía instalará ocho filtros de tratamiento de agua que beneficiarán a más de 2.000 chicos de 7 jardines de infantes en Pilar. Una acción que cuenta con el apoyo de la Municipalidad. 

Kimberly-Clark, en conjunto con el Proyecto Agua Segura y el apoyo de la Municipalidad de Pilar, llevarán agua segura a más de 2.800 chicos de siete jardines infantiles, población en riesgo de contagio de enfermedades transmitidas por el líquido vital como diarreas y vómitos causantes de desnutrición y en casos más graves inclusive la muerte. El tratamiento del agua en estos jardines carentes de este recurso se realizará gracias a la instalación de ocho filtros del Proyecto Agua Segura.

Para Kimberly-Clark esta acción está enmarcada en el programa Agua Plus que busca llevar agua potable y contribuir a la educación y concientización de los padres, responsables directos de enseñar hábitos de higiene y salud a los más pequeños desde el hogar. “Creemos que educar en hábitos de salud e higiene en comunidades en situación de vulnerabilidad contribuye a generar verdaderos agentes de cambio. Lo hemos venido haciendo en esta localidad desde el proyecto de la Posta Sanitaria, un espacio de atención médica y prevención, desarrollada en conjunto con la Universidad Austral, y seguiremos comprometidos con esta tarea”, explica Fernando Hofmann, director de Asuntos Legales y Corporativos LAO – región Austral de Kimberly-Clark.

La entrega de los dos primeros filtros, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) demostró que son los únicos que cuentan con los más altos estándares de calidad, se desarrolló durante un acto en el jardín 917 de Pilar que recibe diariamente a cerca de 400 chicos de entre 2 y 5 años y en lo que resta del año se contempla la instalación de 6 filtros más. El evento contó con la participación de Nicolás Ducoté, el intendente de la Municipalidad de Pilar, representantes de la compañía y de Agua Segura así como también con médicos voluntarios de la unidad móvil de Pilar que asistieron a los chicos con vacunación y chequeos médicos. “Estoy convencido de que el Gobierno se hace en conjunto con todos los actores de la sociedad, con los vecinos, organizaciones de bien social, empresas y todas las instituciones. Los nuestros no tienen que ser esfuerzos paralelos, separados, sino esfuerzos conjuntos. Es cuando se trata de percibir los puntos fuertes de los demás y complementarse con ellos, cuando florecen los mejores logros humanos. Este proyecto junto a Kimberly-Clark, Agua Segura, el Consejo Escolar y la Secretaría de Educación de Pilar demuestra que entre todos podemos alcanzar grandes cosas”, comentó el intendente Ducoté.

Una acción integral

Además de la entrega de estos filtros, en cada acto la división de Kimberly-Clark Professional bajo el programa “La salud está en tus manos” presentará protocolos del correcto lavado de manos, de limpieza de alimentos, espacios y resaltará la importancia de beber agua potable. Además, la empresa desarrolló una Guía de la Salud e Higiene para padres con información sencilla para contribuir a generar hábitos correctos de higiene y salud, que será distribuida en cada uno de los jardines para los padres. En la Guía se resalta el valor de:

  • Tomar agua segura y potable.
  • Realizar una correcta higiene personal con actos tan sencillos como el lavado de manos.
  • Mantener limpios los baños, letrinas y otros espacios comunes en nuestras casas e instituciones educativas.
  • Verificar la limpieza y lavado exhaustivo de los alimentos.

Acceder a agua segura es considerado un derecho humano (UNICEF, OMS) que contribuye a erradicar enfermedades trasmitidas por ese recurso vital para la vida. En la actualidad, se calcula un promedio de 750 millones de personas en el mundo sin acceso a agua segura, casi 20 veces la población Argentina. Esto provoca enfermedades como la diarrea, la segunda causa de muerte en menores de cinco años en el mundo.

“Los filtros del Proyecto Agua Segura cuentan con la mejor tecnología del mundo para el tratamiento del agua permiten que agua contaminada y/o extremadamente sucia pueda ser recuperada y saludable para su consumo. De todas las metodologías para tratamiento de agua (cloro, solar, filtración) estos filtros se destacan por ser los únicos que cumplen con los más altos estándares en protección sanitaria según la OMS”, aseguran el médico Nicolás Wertheimer y Julián Weich, socios fundadores del Proyecto Agua Segura.