Kingston Technology Company, Inc., el fabricante independiente de productos de memoria líder en el mundo cuenta en su oficina central de California con un total de 295 mujeres, lo que representa el 41 por ciento del cupo femenino con desarrollo laboral en distintas áreas dentro de la compañía.

Sin embargo, hoy día, las mujeres siguen ocupando menos del 20 por ciento de los puestos de trabajo en el sector tecnológico en Estados Unidos, siendo que representan más de la mitad de la mano de obra estadounidense.

Para Kingston Technology Company, la inclusión de mujeres en el sector es una prioridad y es así como la empresa duplicó el promedio de mujeres que se desarrollan en sus oficinas centrales, a raíz de una estrategia corporativa que se puso en marcha desde hace siete años.

Este crecimiento es sostenido desde 2013, cuando las contrataciones y promociones de mujeres comenzaron a crecer de forma considerada, y se ha acrecentado en estos dos últimos años con la incorporación de nuevos puestos a la compañía, siendo mujeres quienes los ocupan.

Es importante subrayar que en los distintos lugares donde se ubica Kingston en el mapa global, el número de mujeres va en ascenso. Las mujeres suelen permanecer en la compañía por un promedio superior a los 14 años según estadísticas elaboradas en Estados Unidos, y Kingston no es la excepción ya que esa cantidad de años es un promedio pero hay casos en los cuales hace más de 15 que ya crecen en la empresa.   En esa línea, la tasa de promoción de mujeres en puestos de alta gerencia superó a la de los hombres en el último quinquenio.

Carolina Maldonado, quien se forma parte de la compañía desde 1995, y actualmente es Vicepresidenta de Ventas y Mercadeo para América Latina en Kingston. Fue la primera mujer en ocupar este cargo dentro de Kingston y por ello considera que es de gran responsabilidad, al tiempo que sabe que abrió la puerta para que otras mujeres tengan posibilidades dentro de la compañía. “Los directivos de Kingston Technology entienden claramente que la participación de las mujeres en la industria es fundamental para el futuro del sector. En tecnología, las mujeres vamos ganando espacio y el desarrollo se ha expandido a áreas clave como ventas, ingeniería, programación, mercadotecnia, y desde luego posiciones executivas”, detalló la ejecutiva con experiencia en el sector desde los inicios de Kingston en nuestra región.

Maldonado sabe de la importancia de contar cada vez con más mujeres ocupando puestos claves en el sector tecnológico y destaca: “Esto genera avances para sus compañías, y muestra que la igualdad en empresas tecnológicas va en crecimiento”. Desde el lugar que ocupa ella busca dar posibilidad a las mujeres. “Tengo la oportunidad de elegir profesionales femeninas calificadas, darles la oportunidad de crecer adentro de la empresa, asegurar que sean tratadas de manera igualitaria (incluyendo igual salario) y todos los días trabajar en equipo mostrando nuestra capacidad, fortaleza, inteligencia y experiencia para el éxito de la empresa.”, resumió.