Se trata de una herramienta pionera en Realidad Virtual que favorece la inclusión de las personas con este trastorno neurobiológico del espectro autista. La aplicación está fundamentalmente dirigida a las asociaciones de personas con síndrome Asperger para que puedan utilizarla con sus miembros.

Indra, U-tad y Fundación Universia, que cuenta con el apoyo de Banco Santander para el desarrollo de sus actividades, presentan “CicerOn: VR speech coach”. Esta aplicación que, a través de técnicas inmersivas de realidad virtual, permite a las personas con síndrome de Asperger entrenar su interacción con otras personas y la exposición oral en público. Este trabajo es el resultado de la Cátedra de Investigación en Tecnologías Accesibles suscrita entre dichas entidades en el año 2016.

“CicerOn: VR speech coach” es un serious game (entrenamiento a modo de videojuego) con el cual, haciendo uso de la realidad virtual, las personas con síndrome de Asperger, trastorno neurológico del espectro autista, entrenan la superación de su fobia a hablar en público. Al tratarse de una experiencia inmersiva en forma de juego, permite potenciar la motivación del usuario para seguir avanzando a pesar de las dificultades que enfrentarse a la fobia puede generarle, por tanto, seguir con el tratamiento. El usuario debe resolver un enigma a través de la resolución de acertijos y la búsqueda de pistas en distintos escenarios de juego. Cada fase está diseñada con un nivel de exposición al estímulo fóbico, incrementando su intensidad a medida que avanza a través del juego. Los acertijos deben ser leídos en alto de forma constante, habituando al jugador a la oratoria. Al final de cada uno de los seis niveles del juego, el paciente debe leer la pista final en un estrado. Adicionalmente, CicerOn cuenta con una sala de relajación donde el usuario puede ir siempre que sienta que su cuadro de ansiedad empeora debido a la exposición a la fobia.

Los diferentes niveles con los que cuenta la aplicación han sido diseñados con psicólogos expertos en Asperger y personas con este síndrome. Según se avanza en el uso de la aplicación, el usuario debe superar la oratoria en escenarios vacíos, con gente distraída, con asistentes atentos al discurso, logrando de este modo que el usuario reduzca poco a poco su fobia en el mundo virtual y mejore sus exposiciones y la comunicación con su audiencia. Un reconocedor de voz indica de forma automática después de cada nivel la progresión de la oratoria. Cada avance significa que el usuario va superando las dificultades presentadas en el mundo virtual y, por lo tanto, está más cerca de enfrentarse a ellas en el mundo real.

La aplicación está fundamentalmente destinada a asociaciones de personas con síndrome de Asperger que quieran utilizarlo con sus miembros. Si bien la aplicación puede funcionar de forma autónoma, debido a la naturaleza de la misma, la experiencia en Realidad Virtual debe estar controlada por especialistas que sean los que evalúen la idoneidad de su uso en cada persona en función de su situación personal.

Podrá utilizarse con las gafas de Realidad Virtual “Oculus Quest”, las gafas más vendidas en la actualidad. Se puede acceder al manual de usuario y la aplicación para más información.