El Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño concluyó el recambio del alumbrado público de toda la Ciudad, convirtiendo a ésta en la primera en Latinoamérica en ser 100% LED.

“Incorporamos nuevas tecnologías para contrarrestar el impacto ambiental. Hace unos años iniciamos el recambio de luminarias a LED con el objetivo de disminuir el consumo de energía y hacer de la Ciudad un lugar más sustentable para vivir”, expresó Eduardo Macchiavelli, ministro de la cartera.

Se trata de un compromiso asumido en 2013, año en el cual comenzó el programa de recambio del alumbrado público -que antiguamente estaba compuesto por luces de sodio- a tecnología LED. Para lograrlo fue necesario realizar diferentes obras de infraestructura. Actualmente, la Ciudad cuenta con más de 160mil luminarias LED distribuidas en calles, avenidas, veredas, edificios públicos, plazas y parques.

A diferencia de las luces de sodio, las luces LED permiten ahorrar en un 50% el consumo de energía, lo cual se traduce en 85MW al año y equivale al consumo energético anual de 25mil hogares. Asimismo, tiene un menor impacto ambiental ya que emite 44mil toneladas menos de dióxido de carbono al año con respecto a las anteriores.

Por otro lado, las luminarias LED cuentan con un sistema de telegestión que permite monitorear las luces en tiempo real, controlando su intensidad y facilitando la detección de fallas. Esto sirve para brindar un servicio más eficiente dado que optimiza la visibilidad para el tránsito y los peatones, y hace del espacio público un lugar más seguro para los vecinos.