El concepto de “Construcción 4.0” se refiere al empleo del potencial digital en esta actividad: la inteligencia artificial, el internet de las cosas, los macrodatos o Big Data y la robótica, entre otros avances que han venido a romper con los viejos paradigmas de la construcción tradicional. El concepto deriva del de Industria 4.0 que se comenzó a promover en Alemania para describir sistemas industriales ultraeficientes e inteligentes, con muchas etapas del proceso completamente automatizadas. En resumen, Construcción 4.0 es la llegada de la cuarta Revolución industrial —la digital— aplicada a la construcción. La manera de construir y de habitar el espacio ha cambiado para bien de la mano de la digitalización. El Ing. Nicolás Piallat, Gerente General de Knauf Argentina, nos cuenta cuál es el rol de su empresa en la Construcción 4.0.

¿Qué significado le da Knauf a la responsabilidad social empresaria?

En un país como la Argentina, con una democracia que podríamos denominar “joven”, consideramos que la responsabilidad social de una empresa debe estar enfocada, en una primera instancia, en propiciar un espacio de crecimiento para su propia gente, para su equipo, tanto a nivel personal como profesional. Knauf es una empresa familiar y tiene valores sólidos en cuanto a ayudar internamente a sus colaboradores. Esto es algo básico y fundamental. Desde el respeto, la honestidad y la igualdad de género en todos los sentidos, incluido el aspecto salarial, hasta la capacitación constante de los miembros de los equipos. Luego, a nivel comunidad, en Knauf trabajamos mucho para empoderar a nuestra extensa red de distribuidores y de proveedores, a los instaladores, a los estudiantes de las carreras afines y a todos los actores que, de una manera u otra, se vinculan con nuestro negocio o que están presentes en el mercado en el que nos desenvolvemos como compañía. Tenemos una estrategia win-win en todos los niveles. Por otro lado, somos muy cuidadosos con el medio ambiente pues nuestro negocio así lo requiere, debiendo enfocarnos en explotar los recursos naturales sin dañar el ecosistema, más aún, potenciándolo a futuro, cosa que hacemos a nivel mundial con mucha responsabilidad y a conciencia. Finalmente, trabajamos a diario para mejorar el nivel de vida de las personas, proveyéndoles productos de altísima calidad que aseguran espacios habitables —hogares, hospitales, escuelas, oficinas, comercios, etc.— más seguros, confortables y sustentables, que, a su vez, permiten reducir el consumo energético del país y del mundo en general. El ahorro energético no es conceptual, sino una realidad que puede llegar a generar un ahorro mayor al 40 por ciento. La Argentina, en lugar de subsidiar la energía, debería subsidiar la no-energía, o sea, la economía energética, la tecnología que nos permite ahorrar energía. Eso resultaría mucho más sustentable a largo plazo.

¿Podrías nombrarnos algunos de esos programas?

Claro, llevamos adelante varios programas, siempre pensando en el crecimiento personal y profesional de esas personas con las que interactuamos. Primero, me gustaría hablar del “Knauf Partner Programm” que, más que un programa, es una suerte de guion u hoja de ruta en la cual Knauf ha volcado todo su estudio sobre la evolución de la construcción. Ha sido pensado y diseñado exclusivamente para beneficio de los miembros de nuestra amplia Red de Distribuidores, a quienes consideramos socios estratégicos en este negocio. El objetivo del programa es aumentar la rentabilidad de los distribuidores a través de acciones prefijadas de management, marketing, comunicación y capacitación, que, a su vez, les permiten sumar mayor cantidad de puntos posibles a fin de alcanzar un determinado estatus. La idea es que el distribuidor, para seguir creciendo, pueda innovar en su modelo de negocio y potenciar sus recursos (humanos, comerciales y digitales) hacia la evolución positiva del mercado de la construcción. El foco principal está puesto en llegar a ser líderes en el mercado. El Knauf Partner Programm nació en Alemania en 2009, desarrollado e impulsado desde el área de Ventas en un intento por remarcar la importancia y el impacto de los distribuidores Knauf en el crecimiento de la compañía. Teniendo en cuenta las necesidades latentes del mercado en la Argentina, el programa fue adaptado y rediseñado para poder profesionalizar al distribuidor y animarlo a extenderse más allá del mostrador, en busca del éxito y una rentabilidad mayor. En la actualidad, más de la mitad de nuestros distribuidores se han sumado a este programa, convencidos de que subiendo sus niveles de acción, capacitación, digitalización, entre otros aspectos, impulsarán una proyección de crecimiento notable en sus negocios. Entonces, estos socios estratégicos no se suman para conformarnos a nosotros, sino porque entendieron la visión y están convencidos de poder superarse.

¿Qué tipo de acciones realizan con los diversos públicos externos con quienes interactúan?

Trabajamos muy fuerte la de capacitación profesional porque creemos que de esa manera contribuimos con la sociedad. Todos los años, miles de personas toman nuestros cursos de formación. Desde la fuerza de ventas de nuestros distribuidores, pasando por instaladores, estudiantes y arquitectos, hasta un público general, interesado en conocer estos sistemas de construcción en seco. Tenemos un Centro de Capacitación en nuestras oficinas centrales ubicadas en Vicente López (Buenos Aires), un equipo técnico que viaja por todo el país y la Knauf Akademie Online, donde brindamos capacitaciones las 24 horas de los 365 días del año desde nuestra web. Hemos incorporado un Biblioteca Knauf BIM y presentamos cursos para arquitectos y estudiantes. BIM es una suerte de “herramienta”, una manera de gestionar, que se apoya en el uso de diferentes aplicaciones de arquitectura que son capaces de comunicarse para traspasar información entre ellas. Creemos que BIM es la clave para el desarrollo de proyectos de una manera más eficiente al optimizar tiempo de trabajo, mejorar rendimiento y reducir errores, por lo cual, BIM aporta más control sobre el proyecto. También damos asesoramiento técnico en obras. Firmamos convenios y acuerdos de pasantías profesionales con 14 universidades y escuelas técnicas en todo el país; estamos bien focalizados en una capacitación a nivel federal. También llevamos a cabo estas acciones en el Uruguay, Bolivia y el Paraguay. Convencidos de que esa es la manera de empoderar a las personas y colaborar seriamente, comprometidos, con la sociedad. La construcción en seco está avanzando y hay que formar a la mano de obra, a los instaladores, para que ellos puedan progresar a nivel personal y profesional. Lo mismo hacemos con los yeseros, dado que tenemos una unidad de negocio muy fuerte de yesos. De esta manera, les abrimos nuevas oportunidades laborales.

¿Qué particularidades tiene el yeso para ser considerado “el material más noble”?

El yeso se formó hace millones de años por precipitación química directa de los iones contenidos en las aguas que rellenan las cuencas sedimentarias. Una gran ventaja del yeso, como materia prima, es su sencilla extracción. En su proceso productivo se ahorra energía, ya que la temperatura de calcinación es significativamente más baja que en otros insumos para la construcción. Los productos del yeso son sustentables, no solo porque el proceso de producción optimiza los recursos, sino también por la capacitada de reciclado de su materia prima. Como te decía, el yeso se forma naturalmente, como la sal o la piedra caliza, y es uno de los minerales más abundantes. El resto del material utilizado para la fabricación de las placas de yeso es, en su mayoría, papel (reciclado de papel de periódicos o cartón), y algunos aglutinantes derivados de recursos renovables de la agricultura, en lugar de polímeros a base de petróleo. El contenido de energía de la placa de yeso es extremadamente bajo, inferior al de muchos materiales de construcción como el ladrillo, el hormigón, el vidrio, el plástico, el acero o el aluminio. El yeso mineral, como material de construcción, ofrece varios beneficios en aspectos técnicos, higiénicos y sanitarios. Es incombustible, pues el sulfato de calcio pierde las moléculas de agua por evaporación, por lo que retarda la propagación del fuego. No contiene sustancias peligrosas para las personas ni componentes volátiles. Una vez instalado, mantiene sus propiedades y beneficios durante toda su vida útil.

¿De qué manera esas virtudes del yeso están presentes en los productos Knauf y cómo contribuyen con el medio ambiente y el confort de las personas?

Las propiedades de los productos Knauf elevan el nivel de sustentabilidad de los edificios, en los planos económico, ecológico y social. Casi la totalidad de dichos productos suman créditos en las herramientas de certificación de edificios verdes como BREEAM (del Reino Unido), HQE (de Francia), DGNB (de Alemania), GREENSTAR (de Australia) y LEED (de EE. UU). Entre ellas, quizás sea LEED la más conocida. Desarrollada por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (USGBC por su sigla en inglés, United States Green Building Council), LEED es el estándar en construcción sustentable con mayor prestigio en todo el mundo. Se basa en un sistema de puntuación que mide el nivel de respeto medioambiental de los edificios, así como la salud de sus espacios. Los productos Knauf tienen muchísimo valor agregado; tanto las placas estándares como las especiales, las masillas y los yesos.

Algunas de esas virtudes que pedías que nombrara son las siguientes: alta resistencia al fuego, máximo aislamiento acústico (confort en el interior, y aislación desde afuera hacia adentro), alta resistencia a prueba de impactos, ideales para ambientes de alta humedad, efecto purificador del aire, y un notable ahorro energético. Todas estas características les permiten a los productos Knauf proporcionar créditos bajo las normas LEED en áreas como: ahorro de energía, eficiencia acústica, calidad de aire interior, abastecimiento local y regional, gestión de residuos y material reciclado. Ya ves, la idea es siempre la misma, agregar valor y que la gente viva mejor, de manera más segura, saludable y confortable.