Hace un año la empresa Gasvalpo anunció el primer proyecto de hidrógeno verde vinculado a las redes de gas en Chile y de Latinoamérica. Se trata del proyecto H2GN, realizado a través de su marca Energas, que inyectará hidrógeno verde a su red, sustituyendo hasta un 20% del gas natural actualmente suministrado.

La compañía informó a sus clientes de Coquimbo y La Serena que a principios de octubre se realizará la primera inyección de hidrógeno verde a las redes de gas de distribución de gas natural de la región. La mezcla, o blending, de hidrógeno verde y gas natural se realizará en forma progresiva, comenzando con 1% y llegando hasta un 20% de contenido de hidrógeno como máximo, en un período de dos años, que es lo que aproximadamente durará el proyecto.

“Esta será la primera vez en Latinoamérica que se inyecta hidrógeno verde en las redes gas natural de una ciudad. Nuestros clientes de Coquimbo y La Serena estarán consumiendo gas natural con hidrógeno verde, lo cual significa que estarán reduciendo su huella de carbono”, señaló el gerente general de Gasvalpo, Luis Kipreos.

Pese a la relevancia de la iniciativa, aseguran que están en las etapas iniciales de su adopción como combustible y todavía quedan materias por resolver. Por ejemplo, que actualmente es mucho más caro que los combustibles tradicionales, que debe ser mezclado con gas natural para poder usar los mismos artefactos, que hay algunos materiales (no presentes en Coquimbo y La Serena) que requieren más pruebas empíricas antes de ser expuestos al hidrógeno por largos períodos, entre otros.

“Este proyecto ayudará en este proceso, y ya hay clientes industriales en otras zonas del país que están iniciando pruebas similares en sistemas de combustión más sofisticados”, relata Kipreos.