Corazón Azul es una organización de rescate y ayuda humanitaria con sede en Morón integrada por voluntarios profesionales y civiles. El 25 de abril partirán rumbo a la localidad de Miraflores, en la provincia de Chaco para visitar comunidades wichis.

Es por ello que los integrantes de Corazón Azul se embarcaron en esta proeza que los tienen en la instancia final de los preparativos para encarar un viaje de ida hacia un destino que seguramente necesite de su asistencia a futuro.

En diálogo con el sitio Primer Plano Online, Gastón Capria, responsable de la ONG, comentó: “La idea es montar una sala de salud a fin de realizar chequeos médicos simples, hacer entrega de botiquines de emergencia, dar cursos de primeros auxilios y RCP”.

A bordo de un motor home totalmente equipado y una camioneta que oficiará de soporte, unas 12 personas entre equipo médico, rescatistas y voluntarios, recorrerán diversos parajes de la zona para atender a no menos de 200 personas.

Además, la idea es firmar un convenio con la facultad de Medicina de la Universidad Nacional Chaco Austral con quienes ya entraron en contacto, para garantizar que una vez finalizada la misión de Corazón Azul, los estudiantes de la casa de estudios del norte argentino garanticen la atención de salud en el puesto que quedará montado.

Aún en el proceso de organización, la ONG sigue recolectando insumos médicos e instrumentos que necesitan llevar: están en busca de un ecógrafo y un equipo de rayos portátil; medicación como amoxicilina, capreomicina, cicloserina, levofloxacina, rifampicina, entre otras; mientras siguen emprendiendo acciones para recolectar dinero que los ayude a cubrir los gastos del viaje. El próximo domingo 24 de abril, por ejemplo, organizan un curso de Signo Vitales vía Zoom abierto a todo público para seguir recaudando fondos para la misión. Quienes estén interesados podrán recabar informes o inscribirse a través del Instagram de la organización: @corazonazul.arg.