La Red Federal ProBono, una iniciativa del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, alcanzó esta semana la cifra de 600 casos de patrocinio legal gratuito tratados desde que se inició el período de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio el 20 de marzo. Del total, unos 234 casos se encuentran ya resueltos y terminados, lo que benefició a personas y organizaciones no gubernamentales de comunidades vulnerables de todo el país, que vieron limitado su acceso al patrocinio legal dadas las características de esa medida extraordinaria.

Para tomar los casos, y para tener alcance nacional, se convocó a  voluntarios a formar un equipo específicamente para este proyecto. Hoy, más de 100  abogados de universidades, estudios jurídicos, departamentos legales de empresas y del sector trabajan colaborativamente para dar soluciones comunes a los problemas legales que se plantean. El objetivo es llevar certeza y cercanía a quienes están más abandonados por el sistema y sufren las consecuencias de la situación planteada por la pandemia de Covid-19.

Entre los casos más importantes, se interpuso un amparo colectivo patrocinando a una ONG que acompaña a mujeres víctimas de abuso y violencia de género por cuanto se ven imposibilitadas y sus hijos de percibir la AUH por deudas del monotributo de su ex pareja. Para poder mantener el  foco en lo estrictamente legal, la red ProBono hizo una alianza con Red Solidaria a quienes se derivan las situaciones críticas que requieran una asistencia material inmediata.

Los principales temas sobre los que fue requerido asesoramiento son: i) bono Ingreso Familiar de Emergencia, ii) permisos para circular para cuidar a personas con discapacidad, o quienes debían trasladar mercadería a comedores, iii) cortes de servicios, iv) despidos y temas laborales en general, v) alquileres, vi) provisión de medicamentos, vii) temas de familia relacionados con alimentos y tenencias.

¿Cómo funciona la red ProBono?

Una vez recibido el caso, la Comisión Pro Bono  hace el primer contacto, monitoreo y seguimiento y dejar el asesoramiento legal en manos de los voluntarios adecuados a cada caso. Algunas Universidades como la Universidad Austral, además de sumarse al grupo, tomaron el sistema para implementarlo en su Clínica Jurídica y desde la Comisión Pro Bono se le da  apoyo.

Por otro lado, junto a la Universidad Torcuato Di Tella y TrusLaw estamos redactando una guía para organizaciones de la sociedad civil en el marco del covid-19 que se lanzará el día 27 de mayo de 2020