Como todos los años, esta fecha nos brinda la oportunidad de difundir y recordar la importancia del consumo de leche en edad escolar, como clave para el para el desarrollo intelectual y físico de los niños.

La Serenísima, la empresa láctea más elegida por los argentinos adhiere al Día Mundial de la Leche Escolar, una iniciativa de la FAO para festejar los beneficios de los programas de leche escolar. Así, el último miércoles de septiembre se conmemora la fecha en muchos países con distintas actividades.

Desde Mastellone Hnos., como parte de su compromiso con las familias para generar conciencia y destacar los aportes nutricionales de los lácteos, se brindarán consejos útiles y prácticos para adquirir hábitos saludables desde edades tempranas a través de las redes sociales de la compañía.

Asimismo, se llevarán a cabo actividades exclusivas entre los chicos que visiten el Complejo Industrial Pascual Mastellone esta semana. Luego de realizar el tradicional recorrido por Planta se compartirá la iniciativa de la FAO con los distintos grupos de escuelas y se los invitará a hacer un dibujo alusivo. Éstos se exhibirán a lo largo de toda la semana en dicho Complejo. A su vez, se subirán a las redes oficiales de la marca para que puedan interactuar con nuestra comunidad.

Al finalizar la actividad, se les entregará un folleto con los beneficios del consumo de leche para reforzar los conceptos.

Desde nuestros inicios, asumimos el compromiso de promover hábitos saludables en los más chicos porque la alimentación es uno de los factores más importantes que determina su crecimiento y desarrollo. En el caso de aquellos en edad escolar, el correcto aporte nutricional adquirido en el día determina su buen desarrollo, rendimiento intelectual y aprendizaje.

La leche es uno de los alimentos más completos por la cantidad y variedad de nutrientes que contiene. Consumirla diariamente mejora la calidad de la dieta en su totalidad. Además, son es la fuente de calcio por excelencia, que permite que el crecimiento óseo y cerebral sea óptimo.

Para lograr cubrir los requerimientos indispensables del cuerpo, es importante convertir a la leche y sus derivados en alimentos habituales y diarios en nuestra alimentación. Las Guías Alimentarias para la Población Argentina del Ministerio de Salud recomiendan el consumo de 3 lácteos por día, que puede alcanzarse con un vaso de leche (200 ml), un yogur (200 cc) y una porción de queso (30g).