La Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF), a través de la Licenciatura en Higiene y Seguridad del Trabajo, y con la colaboración del Centro de Innovación y Desarrollo de Empresas y Organizaciones (CIDEM), firmó un convenio con el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación con el objetivo de brindar asesoramiento a empresas en la implementación de los Protocolos de Higiene y Seguridad en el marco de la emergencia sanitaria relacionada con la prevención del Coronavirus COVID-19.

A través del acuerdo la Universidad provee al Ministerio de recursos humanos calificados para llevar adelante la iniciativa. Se trata de una metodología colaborativa que busca sumar valor y aportar capacitación al personal de pequeñas, medianas y grandes empresas vinculadas a la producción ubicadas en la zona del AMBA, epicentro de la pandemia.

El proyecto, que ya se puso en marcha y tendrá una duración de tres meses, involucra a profesionales de la carrera de Higiene y Seguridad del Trabajo y de los Colegios de Profesionales de la Provincia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que llevarán a cabo un programa de tareas que incluye la verificación del grado de cumplimiento de los protocolos junto a la realización de recomendaciones a las empresas para la mejora en su implementación.

Julio Sola, director general del proyecto y coordinador de la carrera explicó que con la pandemia se produce una disrupción generando un cambio de paradigma dentro de la disciplina. “Generalmente se identifican peligros -estáticos/dinámicos- y se analizan riesgos, con el coronavirus uno tiene que identificar como una fuente de peligro dinámico al humano, que es el transmisor del virus en este caso”.

Además aclaró que el equipo de trabajo desarrolló en tiempo record un instrumento específico para poder llevar a cabo este proyecto porque, si bien hay recomendaciones y una normativa emitida por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires sobre la implementación de los protocolos de higiene y seguridad en las empresas previo al reinicio de sus tareas, no existía una herramienta que permita hacer una verificación del cumplimiento de esos protocolos.

El relevamiento se realiza siguiendo más de 40 preguntas en relación a medidas generales de protección, pautas en el ingreso al lugar de trabajo y en el medio ambiente laboral, elementos de protección, capacitación y organización de la gestión de prevención de riesgos del trabajo.

Los profesionales, que ya se encuentran realizando las visitas a los establecimientos, evaluaron de manera positiva la recepción del proyecto por parte de las empresas que aprovechan la herramienta que se les brinda y agradecen las oportunidades de mejoras que se detectan.

El docente Gregorio Alonso destacó el intercambio de experiencias entre los profesionales del equipo de trabajo y los miembros de los establecimientos que logran mejorar su gestión al revisar punto por punto las medidas de protección. “Hay empresas que han implementado estrategias innovadoras, estos casos se comparten con el objetivo de construir un marco de prevención más completo”, manifestó Alonso.

De acuerdo a las primeras visitas realizadas Gregorio Alonso aseguró que existe un alto grado de cumplimiento de los protocolos por parte de las empresas y que los mismos trabajadores ya tienen incorporadas las medidas de protección.

Por su parte Susana Rodríguez, docente titular de la materia Capacitación de la carrera de Higiene y Seguridad del Trabajo, capacitó a los profesionales a cargo del trabajo de campo sobre la normativa que se tomó en cuenta a la hora de confeccionar la herramienta con la cual realizan las verificaciones. La docente explicó también que se creó para el proyecto un reservorio digital de contenidos, disponible para las empresas, donde se reúnen diversos recursos como cartelería, videos, instructivos, documentos sobre higiene y seguridad y normativa vigente.

La docente destacó la calidad innovadora del proyecto y el rol del Estado acompañando a las empresas para que puedan adecuarse a las normativas que buscan proteger la salud de todos.