La aseguradora ha convertido los 10.500 kilómetros recorridos durante el evento solidario en 10.500€ para el Plan Cruz Roja Responde. Esta donación a se convertirá en 4.700 kits de alimentación para personas vulnerables.

DKV entiende que las empresas deben ir más allá de los beneficios económicos, asumiendo su responsabilidad ética, social y medioambiental con la sociedad, a través de acciones dirigidas a sus grupos de interés. Como compañía aseguradora, DKV se esfuerza en crear un mundo más saludable en los ámbitos de la salud y el medioambiente, la obesidad infantil, la inserción laboral de personas con discapacidad y la salud de la mujer.

Fieles a estos principios, sumado al GivingTuesday, movimiento global, sin ánimo de lucro, que promueve la solidaridad entre personas, organizaciones y empresas,  DKV  empezó  el 1  de  diciembre  un  reto  muy  especial:  una  Marcha Solidaria virtual con el reto de alcanzar 10.000 kilómetros. El objetivo de esta Marcha Solidaria es implicar a los grupos de interés de DKV en una acción de voluntariado con un objetivo social y medioambiental. Además, los participantes también hacen deporte, una de las recomendaciones de DKV, empresa saludable que promueve el estilo de vida saludable.

Debido a las condiciones sanitarias actuales impuestas por la pandemia, este año mediante  la  app  SolidaridadDKV,  desarrollada  por  la  startup  IWOPI  un  total  de  229  personas  entre empleados, mediadores, clientes, profesionales de la salud, proveedores, amigos y familiares han participado en esta décima edición de la Marcha Solidaria virtual introduciendo kilómetros hechos mediante diferentes disciplinas físicas. El resultado ha sido 10.500 kilómetros recorridos que DKV ha convertido en 10.500€ para el Plan Cruz Roja Responde. Esta donación a Cruz Roja se convertirá en 4.700 kits de alimentación para personas vulnerables.

El Plan Cruz Roja Responde fue lanzado el pasado mes de marzo tras la declaración del Estado de Alarma, desde su creación, 2.696.988 personas  han recibido apoyo de la organización. De éstas personas, más de 735.000 han sido atendidas desde el área de inclusión social, de las que un 75% no habían acudido antes a Cruz Roja para pedir ayuda. En el mes de octubre Cruz Roja inició la segunda fase de este plan frente a la COVID-19, focalizando sus esfuerzos en la mejora del acceso al empleo y la lucha frente a la brecha digital, entre otras intervenciones clave en áreas como la respuesta sanitaria y de emergencias.

DKV también ha trabajado para combatir la pandemia de la COVID-19 con diferentes iniciativas solidarias y gratuitas como #MédicosfrentealCovid, #Ningúnmayorsolo o la página web Mi Salud Emocional para ayudar a niños y adultos a combatir las consecuencias del confinamiento. En colaboración las sociedades médicas de la Sociedad Española de Medicina Interna y la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, DKV puso en marcha la iniciativa #MedicosfrentealCovid, con un llamamiento a médicos para que destinaran, de manera altruista, parte de su tiempo a atender a los ciudadanos, a través de la app Quiero cuidarme Más, para descongestionar las urgencias.

Asimismo, DKV ha puesto en marcha #NingúnMayorSolo, con la participación del Consejo General de la Psicología  de  España,  la  Plataforma  del  Voluntariado  de  España  y  la  Sociedad  Española  de  Geriatría  y Gerontología, un servicio gratuito de atención  psicosocial  dirigido a personas mayores con el  objetivo de atenuar el impacto psicológico derivado de la COVID-19. Esta iniciativa da respuesta a la demanda de soporte psicosocial que pueden tener muchas personas mayores que se han visto aisladas de sus familias ante la actual situación de crisis sanitaria y social.

DKV es una compañía activista de la salud que defiende cuatro causas muy claras: la lucha contra la obesidad infantil, la salud de la mujer, la inclusión y la lucha contra el cambio climático.