Las circunstancias que las empresas enfrentan en el contexto Covid-19 las han empujado a la búsqueda de adaptación y de respuestas concretas. Por esta razón, las Empresas B de Argentina y de toda América Latina se han puesto en acción para dar apoyo, cada una desde su campo y área de experiencia, con distintas iniciativas con un objetivo común; mitigar los efectos del Covid-19.

“Somos un movimiento emprendedor. Tomamos el riesgo y el liderazgo. Seguimos adelante, aunque el ambiente sea hostil y adverso. Por medio del empirismo aprendemos con el proceso. Como organizaciones en el ecosistema, necesitamos dejar los egos afuera de sala y con el propósito claro de bien común, desarrollar acciones que impulsen intenciones, compromisos y acciones concretas de desarrollo para un sistema económico inclusivo, equitativo y regenerativo a las personas y nuestro planeta”, explica Marcel Fukayama, co-fundador de Sistema B Brasil y Director Ejecutivo de Sistema B Internacional

¿Qué están haciendo las Empresas B en el mundo?

El corazón del movimiento global de Empresas B es el impulso de una fuerza para el bien que busca igualar la importancia de la salud pública y la seguridad, a las ganancias; individuos que crean la manera de hacer negocios responsables. La comunidad de Empresas B está dando respuesta concreta a la pandemia mundial, cada una activando desde su área de mayor experiencia para aportar en la solución con algún impacto directo. Dada la gran variedad de rubros en que se desarrollan las Empresas B son igual de variadas las soluciones que ofrecen.

Las Empresas B de Argentina están trabajando para mitigar los efectos del Covid-19 en acciones que van desde simples gestos como llamados telefónicos a abuelos de Bahía Blanca para que se sientan acompañados y puedan llevar esta cuarentena de la mejor manera como hacen desde Metropallets, hasta grandes iniciativas como la que llevan adelante desde Quinto Impacto con el desarrollo de aplicaciones móviles para alertar y detectar a todas las personas en riesgo de contagio y poniéndolo a disposición de los gobiernos. Trabajan de formas distintas y abarcando un amplio espectro como fabricando y distribuyendo alcohol en gel, al costo, a todas las instituciones de salud y mediante donaciones a los sectores más vulnerables de Córdoba, como hacen desde Porta Hnos o bien, con el trabajo desde Hilandería Warmi, a través de la fabricación y donación de tapabocas, con creación de empleo desde Jujuy para la Puna.

Estos son solo algunas de las grandes obras que están llevando a cabo las Empresas B de Argentina pero hay muchos más y todas con un mismo objetivo, reducir el impacto negativo del Covid-19 en la sociedad y en las personas