Al mismo tiempo que el COVID-19 se expandía en el mundo, las
compañías comenzaron a preparar sus respuestas para ponerse al
servicio de la población y el Estado.

La rápida expansión del COVID-19 nos sorprendió a todos, incluso a las
empresas (sin importar su tamaño). Pero ante toda crisis siempre se abren
posibilidades, y algunas compañías rápidamente se reenfocaron para brindarle
a la sociedad soluciones a las nuevas necesidades que se plantean en un
contexto de aislamiento social e incertidumbre.

En respuesta a la situación que están atravesando la Argentina y el mundo
entero, Cervecería y Maltería Quilmes desarrolló junto a Restinga, una pyme
del partido de Mar Chiquita, alcohol sanitizante al 70 por ciento hecho a base
de mosto cervecero fermentado posteriormente destilado. Más de 150 mil
unidades de 500 cc serán donadas para el personal de salud de hospitales
públicos y centros de atención primaria.

“Hace 130 años trabajamos comprometidos con nuestras comunidades. Hoy
más que nunca la salud de todos los argentinos es la prioridad y tenemos que
colaborar, acompañar y trabajar juntos. Por eso, hemos puesto a disposición
nuestras cervecerías y nuestro sistema logístico tanto para nuestras
comunidades como para el cuidado de médicos, enfermeros y todo el personal
de salud”, comentó Gonzalo Fagioli, Vicepresidente de la compañía.

L’Oréal Argentina es otra firma que se sumó a la iniciativa de fabricar alcohol
en gel para combatir la pandemia. Esta acción es parte del Programa de
Solidaridad del grupo, que está en marcha para América Latina y que cuenta
con una producción activa también en las plantas de Brasil, México y Colombia.
En total fabricaron 50 mil unidades de 200 ml cada una. En tan solo diez días,
la compañía logró el desarrollo del alcohol en gel con su debida aprobación e
inscripción en ANMAT, proyectando la producción de 10 mil litros que serán
donados en un 80 por ciento a hospitales y ONG de todo el país. Los productos
serán entregados y distribuidos a través del Ministerio de Salud de la Nación y
también se realizará parte de la donación al Sistema de Atención Médica de
Emergencias (SAME).

“Nos encontramos ante una situación inédita y muy difícil para toda la sociedad,
y desde L’Oréal Argentina estamos sumamente comprometidos y dispuestos a
dar nuestro apoyo tanto a las entidades sanitarias, cuyos médicos dan todo su
esfuerzo para combatir este virus, como a las personas que permiten que el
país siga operando en este contexto. Hemos puesto en marcha un proceso de
producción en tiempo récord gracias al compromiso de colaboradores,
proveedores y distintos organismos, con quienes estamos muy agradecidos”,
expresó Aníbal Scavino, CEO de L’Oréal Argentina.

Otra de las firmas que se puso a fabricar insumos que escasean es Liliana
Electrodomésticos. Ahora, en su planta industrial de Granadero Baigorria, en
Santa Fe, la compañía produce mascarillas plásticas. Para esto invirtió en
nueva matricería y varios moldes para poder producir en gran volumen.
“Esto es posible gracias a las 700 personas abocadas a la producción, quienes
acompañan este nuevo desafío con el orgullo de ser cada una parte esencial
para mejorar la situación general. Se destaca especialmente el trabajo del área
de Diseño y Desarrollo, ya que sin ella esto no sería posible. El equipo de
Liliana está convencido de que debemos dar lo mejor de cada uno de nosotros,
siendo responsables y solidarios, unirnos más que nunca, aportando cada uno
sus habilidades y trabajando interdisciplinariamente para superar este
momento”, sostiene Leonardo Jacobson, Socio Gerente de Liliana
Electrodomésticos.

También están las empresas que se ocupan de reconocer el trabajo de
médicos, enfermeros, administrativos y personal de mantenimiento de
entidades de salud. Por ejemplo, Almacén de Pizzas.
“Queremos colaborar y cuidar a los que nos cuidan, por eso, aunque decidimos
cerrar nuestros locales por prevención, según todas las medidas brindadas por
el Gobierno, estamos enviando de forma gratuita nuestras pizzas a los
principales hospitales de la ciudad de Buenos Aires. Si bien todo el personal de
salud tiene el servicio de alimentación garantizado, queremos aportar desde
donde podemos para darle las gracias por lo que hacen día a día”, cuenta
Sebastián Ríos, uno de los fundadores de la casa de comida.

Otro ejemplo de las firmas que se ponen a disposición es PedidosYa, que
estuvo entregando mil viandas por día al personal del SAME. “Además,
entregamos vouchers con descuentos, platos, combos y menús a hospitales de
diversas zonas y al personal que se encuentre trabajando en las diferentes
fuerzas de seguridad”, cuentan desde la empresa.
Otra de las campañas que activaron incluye la entrega de máscaras 3D de
protección para los trabajadores de la salud en los hospitales públicos de la
ciudad de Buenos Aires y del GBA. Así, PedidosYa comenzó a trabajar
voluntariamente con la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de
Buenos Aires (AAARBA) en la logística que implica la entrega de esta
herramienta.

Compromiso

Laura Barnator, VP de Ventas de Unilever, resalta el esfuerzo que la compañía
está haciendo para asegurar el abastecimiento en todo el país. “Extremamos
las medidas para aumentar la producción de aquellos productos que están
generando una demanda extraordinaria. Asimismo, estamos trabajando en
adaptar algunas de nuestras líneas de champú para hacer jabón para las
manos, que hoy es de alta demanda; e instalando capacidad para producir
diferentes formatos de alcohol para manos. Incluso, nos encontramos
adaptando nuestras líneas para duplicar y hasta triplicar capacidad en ciertos
productos de CIF y VIM en sus diferentes formatos, que son de alto consumo e
indispensables para la desinfección de superficies”.

Partiendo de sus saberes, Globant desarrolló, con el apoyo de Salesforce, el
primer tablero de control interactivo para ayudar a combatir el COVID-19 en la
Argentina. Esta herramienta pionera en el mundo permite rastrear en tiempo
real la cantidad de camas de terapia intensiva, respiradores, profesionales de
salud y recursos disponibles en cada hospital del territorio. A su vez, posibilitará
llevar un control sobre piezas faltantes en diferentes equipamientos y sobre la
utilización de los diferentes insumos.

El panel de control está siendo donado a diversos gobiernos, entre ellos el nacional,
para colaborar con la lucha contra la pandemia. “Estamos muy orgullosos de
donar este panel de control a la Argentina. Creemos que con la herramienta
podremos ayudar a guiar decisiones críticas y establecer un flujo de
información sumamente relevante a nivel nacional”, explicó Guibert
Englebienne, CTO en Globant.

Por su parte, Burger King comenzó su campaña cambiando su logo para que
pueda leerse “Burger In”, y desde allí dejó en claro su compromiso para
acompañar el aislamiento. “Hoy más que nunca queremos contribuir con el
cuidado de la salud de todos los argentinos, principalmente de quienes más lo
necesitan. Por esto, estamos colaborando de manera activa con el Banco de
Alimentos de Buenos Aires, a través de la donación de alimentos que serán
distribuidos a comedores, merenderos, jardines maternales e instituciones
educativas, entre otras entidades beneficiarias”, describe María Luz Fochezato,
Gerente de Prensa y Comunicación de Burger King Argentina.

“En Grupo Supervielle entendemos que tenemos que estar más unidos que
nunca para apoyar a los que más lo necesitan, por eso, acompañaremos con
una donación de $10.000.000 a organizaciones sociales aliadas en distintos
puntos del país, con el objetivo de canalizar su contribución solidaria en favor
de la lucha contra el COVID-19”, cuenta Atilio Dell’Oro Maini, Director de Grupo
Supervielle.

Las donaciones son destinadas a la compra de equipamiento médico para
centros sanitarios y alimentos para las comunidades más vulnerables en la
ciudad y en la provincia de Buenos Aires, Mendoza y San Luis.
“Desde Kimberly-Clark realizamos una donación a nivel global de 2,5 millones
de dólares al Movimiento Internacional de la Cruz Roja, para ayudar a prevenir
la propagación del coronavirus. A esto se suma una donación de 2,5 millones
de dólares, también global, para seguir acompañando y apoyando a UNICEF”,
resalta Roberto Bellatti, Country Manager de Argentina, Uruguay y Paraguay de
la firma.

En la Argentina la empresa también se centró en la donación, pero esta vez fue
en producto. “A través de nuestra marca de protección femenina Kotex
entregamos más de 500 mil kits de higiene que la Cruz Roja entregará al
personal de salud y de atención, así como también a las comunidades más
vulnerables”, agrega Bellatti.

Aliados en la salud

Banco Galicia viene trabajando en el área de salud hace ya más de una
década. “Lo hacemos a través de nuestro Programa de Ayuda a Hospitales y
Centros de Salud brindando asistencia a más de 121 instituciones a lo largo de
todo el país, dejando en ellas capacidades instaladas que beneficiaron a más
de 6,5 millones de pacientes. Entonces, para brindar una rápida y eficaz
respuesta frente a la crisis planteada por el COVID-19, readecuamos este
programa y efectuamos un desembolso de 40 millones de pesos para hacer
frente a las necesidades sanitarias más urgentes. Para esto, trabajamos en
conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación y la Dirección Nacional de
Emergencia Sanitaria, lo que nos aseguró la coordinación de los esfuerzos y la
utilización más eficiente de los fondos”, detalla Constanza Gorleri, Gerente de
Sustentabilidad de Banco Galicia.

“Ante una pandemia, cuidar a los que cuidan y equipar los hospitales son las
medidas más efectivas para evitar el contagio del personal de salud y
garantizar el cuidado de las personas afectadas. Por eso, bajo las consignas
de #CuidarALosQueCuidan y #EquiparLosHospitales, y con el objetivo de que
mayor cantidad de pacientes reciban la atención adecuada, estamos
equipando hospitales con camas para terapia intensiva e internación, monitores
multiparamétricos, bombas de infusión a jeringa y volumétrica. Además, se
están entregando kits de protección para el personal de salud que constan de
batas y trajes de aislamiento, barbijos triple capa, máscaras, guantes de látex y
antiparras”, suma Gorleri.

En una segunda etapa, el banco contribuirá con equipamiento y materiales por
un total de 5 millones de pesos, alcanzando a más de 26 instituciones de salud
locales.

En su función de ser el vínculo entre personas, Beat diseñó varias alternativas
para seguir acompañando a sus usuarios. Por ejemplo, en Beat Mision, la
compañía redujo a un 15 por ciento la comisión que les cobra a sus conductores y
solamente permite el traslado a personas con permiso de tránsito. Además,
sumaron Beat Bus, un micro totalmente gratuito que pusieron a disposición del
personal de la salud para que se transporte de una forma más rápida y segura
hacia los hospitales.

“Este escenario desafiante que el mundo atraviesa ha puesto a prueba la
capacidad de adaptación de las empresas, no solo porque les exige
reinventarse continuamente, sino porque además marca un antes y un después
a la hora de demostrar cómo las compañías pueden aportar un valor real a sus
comunidades. Desde Beat entendemos que la única forma de salir adelante en
este momento de incertidumbre es apoyándonos mutuamente entre los
diferentes sectores de la sociedad”, afirma Patricia Jebsen, Gerente General de
Beat en la Argentina.

Por su parte, tanto en Brasil como en la Argentina, Ford está produciendo 50
mil protectores faciales en sus instalaciones de Camaçari en Bahía y en su
planta de Pacheco. Este elemento esencial para la atención de personas es
fabricado con láminas de acetato y piezas de soporte. La distribución en los
puntos de servicio a trabajadores de la salud se coordina a través de los
Departamentos Municipales de Salud y de Cruz Roja, según cada país.
“La familia está en el primer lugar de los valores de Ford y lo ha estado por más
de 100 años. Nuestro deseo de ayudar y cuidar a las personas es una parte
integral de nuestra tradición. En estos tiempos difíciles, nuestras acciones se
vuelven aún más importantes”, dice Lyle Watters, Presidente de Ford
Sudamérica.

En construcción

Uno de los desafíos que planteó el coronavirus es la creación de espacios
aptos para la atención e internación de los enfermos. Por eso, muchas
compañías se unieron para darle solución a esta demanda.
Una de ellas es Barbieri, que, en conjunto con ConsulSteel, se encuentra
desarrollando módulos hospitalarios con el sistema constructivo Steel Frame. A
partir de este acuerdo, la firma abre sus plantas de fabricación locales con un
equipo mínimo para producir los materiales necesarios para la construcción de
los hospitales modulares.

“Queremos auxiliar desde nuestra experiencia en la producción de materiales
constructivos, brindando al sistema de salud y a los municipios la posibilidad de
construir centros hospitalarios con la mayor eficiencia y rapidez posible. En
Barbieri tenemos un fuerte compromiso con nuestro país, razón por la cual
cooperaremos, más que nunca, con las distintas organizaciones del sector
privado y público por un propósito colectivo”, resume Julio Barbieri, Director de
la empresa.

La agenda de género no se detiene

AVON y la Fundación AVON para la Mujer, con apoyo de Natura & Co, están
muy comprometidas con la campaña #AisladasNoSolas. Esta tiene el objetivo
de brindar herramientas para acompañar y ofrecer apoyo a mujeres en
situación de violencia, y también informar a la sociedad sobre cómo asistir en
una primera escucha, contribuyendo a que la tensión no aumente en momentos
de encierro.

En 2019 se registraron 299 femicidios. De esos, el 52 por ciento fueron
cometidos en los hogares de las propias víctimas, según el informe de La Casa
del Encuentro. A su vez, según el Ministerio de Justicia de la Nación y UNICEF,
el 46 por ciento de los casos de violencia sexual contra niñas, niños y
adolescentes sucedió en el hogar de la víctima; y en un 76,8 por ciento de los
casos, los agresores eran del entorno cercano de la víctima (familia o no
familiar).

A esto se le suma la situación de incertidumbre de la pandemia. Por ejemplo,
desde el 10 de marzo (días antes del comienzo del aislamiento social
preventivo y obligatorio) se incrementaron en un 25 por ciento las llamadas al
144 por violencia de género. Frente a una situación de encierro y aislamiento,
como la que hoy atravesamos, una manera efectiva de ayudar a las víctimas es
montar caballos de Troya, es decir, enmascarar la forma de prestarles ayuda
sin despertar la atención de su victimario.

“Este compromiso que tenemos a nivel local también lo llevamos adelante en el
plano global, por eso AVON y Fundación AVON han comprometido una
contribución de un millón de dólares a nivel global para las ONG que brindan
servicios de primera línea apoyando a mujeres en situación de violencia, como
líneas de ayuda y refugios”, cuenta Florencia Yanuzzio, Directora Ejecutiva de
Fundación AVON.

Como parte de la acción, la empresa está invitando a ser parte de la campaña
de comunicación #AisladasNoSolas a las 5 millones de revendedoras
independientes de todo el mundo, sus clientes y comunidades.
Dicha campaña está enfocada en sensibilizar sobre el impacto
de esta situación en el contexto actual, señalizar a dónde concurrir
para obtener ayuda y cómo identificar y apoyar a las personas en riesgo,
y subrayar a los gobiernos la importancia de apoyar a los servicios de
atención que salvan vidas, y que deben ser prioritarios en este contexto extremo.