Con la presencia del Presidente y Director Ejecutivo de Avon, Jan Zijderveld, Fundación AVON entregó el Premio Mujeres Solidarias. El propósito del Premio es reconocer, apoyar y brindar visibilidad a mujeres de todo el país que desarrollan proyectos que mejoran la vida de las personas de sus comunidades, contribuyendo a conformar una sociedad más justa y equitativa. Este año, cinco ganadoras fueron distinguidas con una estatuilla y recibieron una asignación económica de $200.000 para la ejecución o continuación de sus proyectos.

Beatriz Corral por su contribución a alcanzar la igualdad de género y el trabajo decente y desarrollo económico.

Beatriz preside la Fundación del Alto, organización que busca generar conciencia de sostenibilidad ambiental e intensificar los procesos de desarrollo local para hacer frente a la crisis ambiental planetaria.

A través del proyecto La Teuquita Eco-lana, propone desarrollar capacidades técnicas y organizativas de las mujeres de su comunidad, en la Provincia de Salta, para el aprovechamiento y la producción de lana ecológica ovina con agregado de valor en origen. Mediante talleres de transferencia sobre saberes ancestrales sustentables, su proyecto propicia la apertura de un nuevo sector productivo en favor de la economía de mujeres de comunidades vulnerables del chaco salteño. La lana producida es la materia prima para el sector de bioconstrucción.

Mirtha Sisnero por su aporte a la reducción de las desigualdades y a la equidad de género.

Mirtha protagonizó el caso Sisnero, en su ciudad Salta. Gracias a su insistente reclamo, que llegó a la Corte Suprema, en la actualidad hay mujeres conductoras de colectivos en el sistema de transporte público, espacio que era sólo ocupado por hombres. A ella le tomó 10 años poder trabajar como colectivera.

Su proyecto brinda capacitación en perspectiva de Género y Derechos Humanos de las mujeres trabajadoras recientemente incorporadas a SAETA (Sociedad Anónima de Transporte Automotor), entidad que tiene a su cargo el transporte de pasajeros del área metropolitana de Salta.

Brenda Pignol Ramos por su contribución a la reducción de la pobreza y a la equidad de género.

Brenda es co-Directora de Liberarte, empresa social que trabaja para promover empresas inclusivas e iniciativas innovadoras que generen inclusión de personas con discapacidad. Su proyecto Reciclando con Inclusión, desarrolla una línea productiva de objetos de triple impacto para oficina realizado mediante el reciclaje de tapitas plásticas. Además de contribuir al cuidado del medio ambiente, favorece la inclusión laboral de mujeres con discapacidad.

Romilda Padilla por promover el desarrollo industrial, la innovación y la infraestructura.

Es Presidenta de la Asociación Civil de la Mujer Rural de San Pedro, Provincia de Misiones, institución solidaria y colaborativa dedicada a proyectos productivos, ambientales y de viviendas rurales, para el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y de la producción agropecuaria.

Su proyecto, Reconversión Productiva Sustentable, busca como objetivo finalizar y poner en funcionamiento la cocina agro-industrial de la Asociación Civil, dentro de la planta de industrialización de hortícolas y frutales. De esta manera, las socias y familias productoras de estos parajes podrían tener la posibilidad de acceder a mercados de productos agrícolas con mejores condiciones de comercialización.

Anabella Albornoz por su aporte a la igualdad de género y al fin a la pobreza.

Anabella es Presidenta Suma de Voluntades, una ONG que cuenta con 3 comedores infantiles, acompañamiento escolar, alfabetización para adultos, recorridas nocturnas diarias para dar comida a gente en situación de calle, talleres educativos, clínicas deportivas y el proyecto Construir Dignidad, donde las familias se construyen sus casas, interviniendo en todo el proceso de la construcción, desde la fabricación de bloques hasta la edificación de la misma.

Mediante el proyecto Sumando dignidad al trabajo artesanal comunitario, la ONG busca desarrollar herramientas formativas para mejorar el desarrollo personal y profesional de las mujeres que conforman la cooperativa de producción y elaboración de panificados. Se capacitan en coaching grupal, pastelería, repostería y marketing. Su propósito es mejorar las habilidades de las mujeres miembros de la cooperativa y la productividad y comercialización de su trabajo.

En la ceremonia, además, distinguieron a las 5 finalistas quienes recibieron una mención especial. Ellas son:

Claudia Alejandra Montes, por su destacado aporte a la salud y bienestar y a generar alianzas para lograr los objetivos; Rocío de los Ángeles Silka, por su destacado aporte a alcanzar la igualdad de género y trabajo decente y crecimiento económico, con “Mujeres de Hierro”; Ana Elena Caligaris, por su destacado aporte a la igualdad de género y a la reducción de las desigualdades, a través de su proyecto “Sororas, poderosas y libres”; Alida Whet, por su destacado aporte a la reducción de las desigualdades y a la igualdad de género; y Carmen Laffont, por su destacado aporte a garantizar una educación de calidad y a la reducción de las desigualdades con su proyecto “Creando Puentes”.

Los proyectos seleccionados cuentan con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y colaboran a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, promovidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).