Con la presencia de más de 500 representantes de las principales empresas del país, Great Place to Work®, firma global de people analytics y consultoría que ayuda a las organizaciones a obtener mejores resultados de negocio focalizándose en la experiencia laboral de sus empleados, dio a conocer, el 28 de mayo en el Hotel Panamericano, el primer ranking en el país de Los Mejores Lugares para Trabajar para Mujeres.

En la categoría de empresas de hasta 1000 empleados, el primer puesto fue para Natura,  mientras que el segundo y tercer galardón recayó en Tarjeta Concosud y Bristol-Myers Squibb, respectivamente.  El podio de las compañías de más de 1000 empleados estuvo compuesto por Naranja, en primer lugar, seguida por Banco Galicia  y Mercado Libre, en el segundo y tercer escalón.

Este nuevo ranking, que a su vez es el primero de estas características en Argentina, fue desarrollado con el objetivo de brindar información y fomentar la equidad de género en las organizaciones del país.

En ese sentido, tanto Cecilia Riva Mosquera, directora  de Great Place to Work, como Eduardo Aceiro, Gerente General de la firma,  coincidieron, durante el evento de premiación, en que la brecha salarial entre géneros es una realidad, y que el objetivo de este ranking es ayudar a achicar, entre otras,  estas diferencias que aun existen.

La iniciativa, apoyada institucionalmente por Upward Women Argentina, se enmarca en el nuevo modelo conceptual de Great Place to Work FOR ALL (PARA TODOS), que alienta a las organizaciones a poner foco en la diversidad en el lugar de trabajo y, por ende, a crear una experiencia positiva para todos los empleados, sin importar quiénes son o qué hacen en la empresa.

Participaron en el  ranking organizaciones con más de 20 empleados, más de 2 años de operación en el país y con un mínimo con un 20% de mujeres en su dotación total. La lista se se elabora a partir de dos componentes: 1) Las respuestas a una encuesta anónima realizada a todos los empleados de cada empresa participante; y 2) El relevamiento y análisis de las prácticas culturales en general y, en particular, de diversidad e inclusión, así como los beneficios únicos y diferenciales y los programas de desarrollo y liderazgo para mujeres.