Lufthansa Group publicó su 25º informe de sostenibilidad. A lo largo de 25 años la compañía ha estado proporcionando información sobre las diversas actividades, programas y avances, pero también desafíos en el área de responsabilidad corporativa, con el título “Balance”. En una encuesta a gran escala hecha a los stakeholders en el año 2018, la línea aérea identificó las áreas clave para la presentación de informes actuales en cooperación con sus grupos de interés. Los resultados se publican en el informe de sostenibilidad como una matriz de materialidad.

La responsabilidad hacia el medio ambiente y hacia la sociedad es un principio estratégico central para Lufthansa Group. Desde hace años, la compañía se ha comprometido firmemente a limitar el impacto ambiental de sus actividades comerciales al mínimo inevitable, tanto en el aire como en tierra. El artículo de portada “Mantener el equilibrio. Fuera de responsabilidad” muestra lo que ha logrado Lufthansa Group desde 1994 en términos de sostenibilidad y analiza los futuros compromisos:

“Al ser un grupo de aviación, somos conscientes de que el crecimiento en el número de pasajeros, que se dió a lo largo del año pasado, implica un incremento en nuestro compromiso para lograr una movilidad más sustentable. Para alcanzar este objetivo, invertimos constantemente en aviones nuevos y especialmente eficientes. Tenemos la intención de asumir un papel de liderazgo dentro de la industria de la aviación en la cima de la responsabilidad”, sostiene Carsten Spohr, presidente de la Junta Ejecutiva y CEO de Deutsche Lufthansa AG en el prefacio del informe de sostenibilidad.

Con éxito: las aerolíneas de Lufthansa Group no solo han aumentado su eficiencia de combustible en un 30 por ciento desde 1994; También establecieron un nuevo récord de eficiencia en 2018: en promedio, las aerolíneas de pasajeros solo usaron 3,65 litros de queroseno para volar un pasajero de 100 kilómetros. Esa es una mejora del 0,8 por ciento y la cifra más baja en la historia de la compañía hasta ahora.

El nuevo récord es en gran medida resultado del programa de renovación sustentable de la flota y numerosos proyectos de eficiencia de combustible. Lufthansa Group no solo es un pionero en la introducción de nuevas tecnologías respetuosas del medio ambiente, sino que también invierte continuamente en la optimización de su flota. En este mes de marzo, ordenó 40 aviones Boeing 787-9 y Airbus A350-900 de larga distancia que son los más eficientes en cuanto a combustible de su clase. En total, la compañía tiene actualmente 210 nuevos aviones en orden, con fechas de entrega hasta 2027 (a partir del 7 de mayo de 2019). Lufthansa también será la primera aerolínea en recibir un Boeing 777-9, en el verano de 2020. La empresa ha ordenado un total de 20 de estos aviones especialmente eficientes de larga distancia.

Con más de 135,000 empleados de 176 países en todo el mundo, Lufthansa Group es una compañía internacional (1994: 57,798 empleados de 91 países). La diversidad y la igualdad de oportunidades, el respeto por los derechos humanos, así como el respeto y la apreciación dan forma a la empresa, así como a sus acciones hacia los clientes y proveedores. Estos y otros valores y estándares están documentados en el Código de conducta de Lufthansa Gorup, que se adoptó en 2017.

Al ser un grupo de aviación civil, Lufthansa ha estado involucrada en asuntos de importancia social durante 20 años con su fundación, Help Alliance. Desde 1999, Help Alliance ha invertido 17 millones de euros en proyectos solidarios, ayudando a 23,000 personas carenciadas por año en todo el mundo a llevar vidas autodeterminadas.