Por primera vez en el país, una marca del rubro textil fue legitimada como emprendimiento vegano. Luleå, la firma dedicada a amantes del yoga, logró una nueva clasificación como empresa, dejando claro su compromiso con el cuidado de la naturaleza y el medio ambiente.
Para lograrlo, la marca oriunda de Mar del Plata se sometió a una auditoría de VEG Argentina para verificar el origen de las materias primas que son utilizadas en la confección de sus productos. Allí quedó comprobado que en ninguna instancia del proceso de industrialización se hace uso de recursos de origen animal o derivados de animales, ni siquiera en las fases de testeo, distribución y posterior venta. De esta manera, sigue fomentando la educación y el activismo ambiental, con el objetivo de crear conciencia para proteger y ayudar a regenerar la vida en el Planeta.

Además, Luleå sigue haciendo valer su rótulo de empresa B con diferentes acciones que marcan la diferencia. Desde el uso de packaging zero waste (cero basura), a partir de bolsas de film vegetal biodegradable y solubles en agua, hasta la implementación de un proyecto de economía circular para reciclar la ropa y disminuir el impacto ambiental, la convierten en un proyecto que apuesta por un mundo preservado e invita a ser parte de este propósito.