A partir de iniciativas de fortalecimiento de la educación desde una perspectiva de inclusión tecnológica, el programa “Proyectar” apoya en su edición 2018 al programa “Uniendo Metas, Jóvenes para el Futuro”, que consiste en la realización de un simulacro del modelo de Naciones Unidas por parte de alumnos del colegio secundario. Este año, el programa apoya el desarrollo de los modelos que se llevarán a cabo en Jujuy –provicial– así como en Mar del Plata –nacional–. Con el fin de preparar a los participantes y a los voluntarios que formarán parte del mencionado modelo, se llevaron adelante dos capacitaciones orientadas a fortalecer herramientas y habilidades sociales mediante nuevas metodologías de educación, como la incorporación de tecnologías de información, programación y comunicación.

Dichas capacitaciones, realizadas el 25 de agosto y 15 de septiembre respectivamente, permitieron a los alumnos poner en práctica habilidades para la buena comunicación, organización, puntualidad, pensamiento crítico, creatividad y sociabilidad a través de la resolución de desafíos de robótica. El aprendizaje de programación se planteó en un marco de discusión y trabajo en equipo. De esta forma, se apuesta por profundizar el uso pedagógico de la tecnología, en tanto genera nuevas formas de pensar, comprender y analizar el mundo.

El 86% de los alumnos participantes del taller afirmaron que se trató de su primer experiencia en talleres de robótica educativa. En este sentido, el 50% declaró que el taller les ayudó a conocer mucho más sobre tecnología; al tiempo que el 43% manifestó que la experiencia de participación en el taller despertó su interés por ampliar sus conocimientos sobre la robótica y sus aplicaciones.

“Proyectar” continúa de esta forma desarrollando proyectos educativos en línea con las demandas actuales. En su última edición 2016-2017, más de 230 alumnos de la localidad de Tigre, provincia de Buenos Aires, fortalecieron sus competencias y mejoraron su rendimiento escolar; y 500 jóvenes de la Ciudad y Provincia de Buenos Aires mejoraron sus capacidades de manejo tecnológico.