La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), Elizabeth Gómez Alcorta, junto a la Secretaria de Igualdad y Diversidad, Cecilia Merchán, y la Subsecretaria de Igualdad, Pilar Escalante, se conectaron hoy con más de 100 líderes de más de 50 empresas y fundaciones de todo el país, convocados por el Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) y Fundación AVON. Desde el Ministerio, se promovió “la co-responsabilidad entre el sector público y el sector privado para organizar las tareas de cuidado”.

Gómez Alcorta explicó: “Las mujeres y diversidades dedican cuatro veces más de tiempo a las tareas de cuidados que los varones y eso hace que tengan menos posibilidades de desarrollar sus capacidades en el mundo por fuera de lo doméstico, en cualquiera de los ámbitos en el mundo de lo público”. Tras destacar la importancia de trabajar en cambios culturales y dar cuenta de las áreas que se crearon en el ámbito del ministerio para promover políticas de igualdad y diversidad; de formación y contra las violencias por razones de género, manifestó: “Reconocemos que el Estado es un actor absolutamente central para poder intervenir en cualquiera de las tres ámbitos a los que estoy haciendo mención. Pero también sabemos que el Estado solo no puede, que si bien es el factor sin el cual no hay posibilidad de cambio, la vinculación con organismos públicos y con organismos privados, sobre todo en este caso que estamos con el mundo empresarial, con la organización civil, es absolutamente fundamental para llevar adelante estos cambios”.

El encuentro estaba previsto para fines de marzo en la planta de San Fernando de AVON y tuvo que ser reagendado por el aislamiento social, preventivo y obligatorio que se dispuso para mitigar los efectos de la pandemia del COVID 19. En un formato virtual, el evento logró generar un espacio de intercambio que será puntapié de articulaciones y trabajo en pos de lograr una mayor inclusión, igualdad y diversidad en el ámbito laboral.

Tras la presentación de la ministra, Cecilia “Checha” Merchán, secretaria de Igualdad, problematizó las diversas desigualdades en el ámbito laboral: “hablamos de algunos elementos como el techo de cristal, que es hasta dónde vamos subiendo en la escala de decisión, pero también hablamos de pisos pegajosos, que tiene que ver con cuáles son las condiciones que no nos permiten despegar”, definió. Asimismo, recordó la situación extrema de la comunidad  de personas travestis y trans que está “totalmente fuera del mundo laboral” e invitó a pensar hacia adelante en cupos laborales, como política de inclusión.

Frente a preguntas sobre cómo incluir la consideración de los cuidados en tiempos de Covid-19, la subsecretaria de Políticas de Igualdad, Pilar Escalante, comentó: “Una cuestión crucial es que podamos promover acuerdos sensibles a las diferentes realidades familiares. ¿Esto de qué se trata? De reconocer cuáles son las realidades de cada trabajador y cada trabajadora, cómo están ordenadas y qué necesidades hay.” Y agregó: “Es necesario pensar no sólo en horarios reducidos, licencias por cuidados, sino también, y sobre todo, para no caer en una refeminización de los cuidados, es necesario pensar un esquema equitativo en términos de género.”

Desde las empresas, las preguntas fueron variadas e incluyeron consultas por licencias existentes y propuestas futuras, incentivos para la promoción de políticas internas y cómo se insertaría el ministerio y sus propuestas en las iniciativas de promoción de igualdad de género ya existentes como el programa Ganar-Ganar, de ONU Mujeres, o la Iniciativa de Paridad de Género.

El evento contó con representantes de empresas, en gran parte, socias del GDFE. Sobre los intercambios producidos, Javier García Moritán, director ejecutivo del GDFE, afirmó: “Desde el GDFE creemos que las empresas y fundaciones, como actores sociales, son fundamentales para un desarrollo inclusivo en el que nadie se que quede atrás. Y en ese sentido, la Articulación Público-Privada es central como herramienta”

Mientras las funcionarias exponían y respondían a las numerosas preguntas, los participantes también intercambiaron buenas prácticas y líneas de acción implementadas por un chatbox. Al respecto, la Directora Ejecutiva de Fundación AVON, Florencia Yanuzzio, detalló: “es imperioso facilitar espacios reales de colaboración entre organizaciones y colegas. Generar cambios culturales en organizaciones es un desafío que no es preciso asumir solos y en secreto. Debemos compartir experiencias de desarrollo de políticas internas y estrategias para afrontar los cambios que necesitamos”.

Hacia el cierre de la actividad, la ministra Gomez Alcorta indicó que éste constituyó solo un primer encuentro y los presentes se comprometieron a trabajar en conjunto y conformar un nuevo espacio de reunión para profundizar los temas abordados.