El grupo de afinidad del G20 que trabaja por la igualdad de género le entregó al presidente un documento con recomendaciones para lograr una mayor inclusión laboral, digital y financiera de la mujer, y para fomentar su desarrollo en el ámbito rural.

En la tercera jornada de la cumbre del W20, un evento que reunió a más de 800 mujeres en el CCK, en Buenos Aires, Macri agradeció el documento con propuestas. “Su aporte y su compromiso tendrá un gran legado: impactar positivamente la realidad de las mujeres en todo el mundo”, dijo el mandatario.

El primer punto está directamente vinculado con la igualdad. El W20 pide “acelerar el ritmo de implementación” del compromiso del G20 de reducir la brecha en un 25% para 2025 y, para ello, propone “el desarrollo y financiamiento de planes nacionales e informes anuales sobre el progreso realizado”. Las delegadas de los más de 20 países proponen, asimismo, garantizar la inclusión financiera de las mujeres a través de la igualdad de acceso de las mujeres al crédito, los servicios financieros, el patrimonio y los mercados, y diseñar iniciativas para mejorar su capacidad financiera, jurídica y emprendedora.

Para aumentar y mejorar la participación de las mujeres en la fuerza laboral, el W20 sugiere, además, implementar políticas de licencia parental obligatoria remunerada, reforzar las regulaciones para proteger a las mujeres de toda forma de violencia en el mundo laboral y analizar el futuro del trabajo desde una perspectiva de género.

Macri destacó que la presidencia argentina eligió como eje transversal a la igualdad de género para el G20 2018. “La desigualdad no es un tema de las mujeres, nos involucra a todos, nos afecta a todos”, explicó. En ese sentido, valoró el trabajo en conjunto de las mujeres del W20 y recordó que “la única forma de alcanzar un crecimiento verdaderamente inclusivo es eliminando las disparidades”.

La inclusión de la mujer rural se sumó a la agenda del W20 por primera vez este año, por el impulso de la presidencia argentina del grupo de afinidad. El documento propone en este punto garantizar el acceso de la mujer a educación, salud y servicios legales en áreas rurales e invertir en infraestructura para el desarrollo rural.