McDonald’s continúa con su plan de expansión federal y abrió un nuevo local en la ciudad de Guaymallén, Mendoza, con el que generó 130 nuevos puestos de trabajo. Este local, construido de manera sustentable, es el primero del interior del país que forma parte de la nueva generación de restaurantes de la marca con funcionalidades únicas para minimizar el uso de recursos y reducir el impacto ambiental.

Desde 2021, la compañía anunció para sus locales un modelo de 25 iniciativas de construcción sustentable, que permiten aportar a la reducción de un 36% de la huella de carbono para el 2030. Esto implica que todas sus aperturas integren sistemas de ahorro y uso eficiente de agua y energía, sistemas de gestión de residuos y procesos de comunicación enfocados en generar una cultura ambiental en clientes y empleados.

Entre las innovaciones más salientes de esta nueva apertura, se destaca el recupero de agua de condensación de aires acondicionados para riego y limpieza de playa de estacionamiento; la utilización de gases refrigerantes no contaminantes, el encendido automático de cartelería, control programable de aire acondicionado, iluminación LED en todo el local, grifos de reducción de caudal de agua, separación de residuos en comedor y en depósitos, uso de maderas certificadas FSC en muebles, separación de aceite usado, ventilación mecánica y un bicicletero a disposición de los clientes.

Con esta apertura seguimos reforzando nuestro compromiso por la reactivación y crecimiento económico del país, creyendo en los jóvenes a través de la generación de nuevos empleos y entregando a la comunidad espacios en los cuales pueden compartir y disfrutar en familia. Es para nosotros un gran honor ser tan bien recibidos por la comunidad mendocina, esperamos retribuir esta confianza entregando siempre la mejor experiencia y productos de excelente calidad. Este restaurante representa nuestros pilares de sustentabilidad enmarcados en la Receta del Futuro, la cual se refleja desde el momento mismo en el que planeamos este proyecto, lo construimos y ahora operaremos”, manifestó Eduardo Lopardo, director general de Arcos Dorados Argentina.

Este nuevo restaurante, que fue construido de manera sustentable, es el primero del interior del país que forma parte de la nueva generación de locales de la marca con funcionalidades únicas para minimizar el uso de recursos y reducir el impacto ambiental. Estamos muy contentos de que los clientes que nos visiten disfruten de mejores experiencias en un local amigable con el medio ambiente”, concluyó Luis Zambonini, titular de Arcos Mendocinos, quien opera la marca en la provincia de Mendoza.