MetroGAS, distribuidora de gas por redes de Ciudad de Buenos Aires y Sur de GBA, y la Subsecretaría de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa del GCBA recorrieron las instalaciones del Centro de Capacitación y Desarrollo (CCD), donde se realizan las formaciones del programa Instalando Calor Seguro.

Luego de cinco años de implementación, más de 400 alumnos de más de 15 establecimientos educativos recibieron, por parte de MetroGAS, capacitación teórico-práctica, emponderando así su labor como futuros gasistas matriculados.

“Esta iniciativa, que deja en claro nuestra manera de actuar, busca contribuir con el desarrollo de la educación técnica de los alumnos cursando su último año con especialidad en: electromecánica, mecánica y construcciones. Tenemos por objetivo brindarles herramientas útiles que ayuden a los chicos a insertarse en el mercado laboral y generar valor en sus carreras. En definitiva, esperamos poder estar contribuyendo con el futuro profesional de todos ellos”, explicó Fernando Ambroa, Presidente de MetroGAS.

También agregó: “La transferencia de conocimiento es un eje que cruza todas nuestras iniciativas. Aportamos el mejor activo que tenemos: el conocimiento y la experiencia de nuestros colaboradores”.

Instalando Calor Seguro se apoya sobre tres actores fundamentales que garantizan el éxito del programa: MetroGAS, que se compromete a la generación de contenidos y al aporte de los recursos intelectuales y materiales para llevarlo adelante; la Escuela Técnica, que brinda el espacio y se compromete con la actividad para que los alumnos puedan participar; y los empleados de MetroGAS quienes se forman con herramientas pedagógicas para poder transmitir su conocimiento de la mejor manera.

Así, con 25 horas de formación, divididas en cinco encuentros, los alumnos cumplen con el objetivo de complementar los contenidos curriculares actuales enmarcándolos en el Programa de Prácticas Profesionalizantes del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, las cuales tienen como objetivo:

  • Lograr un acercamiento entre mundo del trabajo y la producción, y el sistema educativo.
  • Constituir una aproximación progresiva al campo ocupacional hacia el cual se orienta la formación de los/as estudiantes.
  • Mantener actualizado en forma constante el perfil profesional del estudiante según los requerimientos del sector productivo.