Movin’On Summit es la conferencia anual de movilidad sostenible más grande a nivel mundial que lleva a cabo Michelin en Canadá y que reúne a lo largo de tres días a líderes de diferentes sectores (oradores, expertos, conferencistas, políticos de todo el mundo y empresas vinculadas a la industria) para debatir ideas y soluciones concretas sobre la movilidad global, inteligente, sostenible y multimodal. En esta nueva edición, Michelin presentó el prototipo Uptis (por sus siglas en inglés, “Sistema Único de Neumáticos a Prueba de Pinchazos”), una nueva generación tecnológica de cubierta sin aire para vehículos de pasajeros que está desarrollando junto a General Motors.

Además, ambas compañías anunciaron un acuerdo de investigación conjunta en la que pretenden validar el prototipo Uptis con el objetivo de presentarlo en modelos de vehículos a partir de 2024.

Debido a que esta innovación no tiene aire, el avance de la cubierta elimina el riesgo de reventones, lo que se traduce en una serie de beneficios: Los conductores se sienten más seguros en el camino; los operadores de flotas de vehículos de pasajeros minimizan el tiempo de inactividad y mejoran la eficiencia resultante de cubiertas desinfladas y niveles de mantenimiento cercanos a cero; la sociedad en general se ve beneficiada debido a los ahorros ambientales extraordinarios obtenidos a través del uso reducido de materias primas.

Este prototipo no sólo está rediseñado para los vehículos actuales, sino también para las formas emergentes de movilidad. Los vehículos y las flotas del mañana, ya sean autónomos, de servicio compartido, eléctricos u otras aplicaciones, exigirán un mantenimiento casi nulo del neumático para maximizar sus capacidades operativas.

La novedad incorpora mejoras tanto en la arquitectura como en los compuestos, que le permiten soportar el peso del automóvil a altas velocidades. Estas innovaciones, que se combinan para eliminar el aire comprimido y soportar la carga del vehículo, contribuirán al medio ambiente: aproximadamente 200 millones de neumáticos en todo el mundo se desechan prematuramente cada año como resultado de pinchazos, daños causados por el estado de los caminos o por la presión de aire inadecuada que provoca un desgaste desigual.