Minsait desarrolla soluciones tecnológicas para un futuro más sostenible

264

Se estima que las emisiones de gases de efecto invernadero cayeron alrededor de un 6% en 2020 debido a las restricciones de movimiento y las recesiones económicas derivadas de la crisis del COVID-19. Sin embargo, esta mejora es solo temporal. Una vez que la economía mundial comience a recuperarse de la pandemia, se espera que las emisiones vuelvan a niveles mayores.

En Europa, dos de las apuestas más firmes para luchar contra el cambio climático y promover la sostenibilidad medioambiental son el apoyo a las energías renovables y la economía circular, un modelo que prima el aprovechamiento de los recursos y la reducción de las materias primas. Este sistema se convierte así en una alternativa al actual modelo de extracción, producción, consumo y eliminación, el modelo económico lineal.

El esfuerzo realizado por Minsait, una compañía de Indra, en el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 13 de las Naciones Unidas: Acción por el Clima, fue reconocido por Microsoft, que incluyó dentro de su campaña #BuildFor2030 a Onesait Sustainability, la plataforma para la gestión inteligente de residuos de Minsait que conecta a todos los agentes implicados en la economía circular.

La iniciativa de Microsoft persigue poner en valor la contribución de las soluciones de sus partners al cumplimiento de los distintos Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. “En el caso de Minsait, Microsoft destacó el aporte de Onesait Sustainability acompañando a los territorios en una gestión más eficiente de los residuos con el apoyo de Azure, el servicio de computación en la nube creado por Microsoft para construir, probar, desplegar y administrar rápidamente aplicaciones y servicios mediante el uso de sus centros de datos”, explican desde Minsait.

Onesait Sustainability proporciona información agregada y modelos de analítica avanzada (a nivel operativo y socioeconómico) al servicio de la estrategia de la economía circular, permitiendo entender patrones de comportamiento ciudadano y disponer de una visión completa e inteligente del territorio.

Esta plataforma es el cerebro de SmartWaste, el proyecto de gestión inteligente de residuos que está desarrollando Ecoembes con Minsait para mejorar y optimizar el sistema de recogida y selección de los contenedores amarillo (envases de plástico, latas y briks) y azul (papel y cartón) en todo el territorio nacional.

Sus capacidades IoT, Big Data y de Analítica Avanzada permiten recopilar datos en tiempo real y obtener información de valor gracias a la integración de diversas fuentes, como sensores y sistemas GPS instalados en los camiones de recolección, y a la tecnología implantada en la planta de selección donde se reciben y clasifican los residuos. “Estos datos facilitan tomar medidas que adecúen la frecuencia de recolección y las rutas que tiene que realizar cada camión, reduciendo costos y emisiones, o conocer los lugares en los que hacen falta más o menos contenedores y si su dotación está adaptada a las necesidades de aportación ciudadana”, explican desde Minsait.

Otro punto importante es la estimación de las densidades de cada residuo, dado que refleja si los ciudadanos están depositando los envases en el contenedor que corresponde y desarrollar campañas de concienciación adaptadas. “Por ello, se trata de una plataforma que no solamente mejora los procesos de recolección y selección, sino que también contribuye a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y fomentar su participación en el reciclaje”, puntualizan en Minsait.

Minsait cuenta, además, con otras soluciones digitales que contribuyen activamente a crear un futuro más sostenible y una economía más verde. En este contexto, Onesait Government Cities, la plataforma de gestión de Smart Cities de Minsait ha conseguido disminuir más del 35% el consumo de agua para riego o el 45% del consumo energético de alumbrado y edificios públicos a través del uso de sensores y del análisis de información en tiempo real. También posibilita reducir hasta la mitad el tiempo empleado por los conductores en la búsqueda de estacionamiento, y con ello las emisiones, gracias al uso de apps móviles conectadas a la solución.

Hacia una energía más verde

La transición hacia una economía más descarbonizada y la descentralización en la generación de energía a través de la figura del prosumidor exigen el desarrollo de soluciones de gestión de recursos energéticos distribuidos (DERs) que, manteniendo la seguridad del suministro eléctrico, reduzcan costos y facilitan la integración de mayor capacidad de energía renovable.

Es el caso de Onesait Utilities Prosumers, la solución de Minsait que permite la gestión activa de la demanda, coordinando la flexibilidad entre los puntos de consumo y generación, y facilitando la generación de patrones de modificación de carga selectivos mediante el uso de algoritmos inteligentes cuando el operador de red de una distribuidora anticipa restricciones en algún elemento.

Entre otros beneficios, contribuye a mejorar la estabilidad del sistema eléctrico apoyándose en alternativas novedosas cuando son menos costosas que las tradicionales (generación con plantas poco eficientes o inversiones para aumentar la capacidad de la red de distribución). Además, favorece la integración de las energías renovables, la reducción de las emisiones y la disminución de los precios de la energía.

Según el informe de “Flexibility Solutions for High- Renewable Energy Systems” (Acciona y BNEF, 2019) un escenario con “baja flexibilidad” implica un sistema con un 11% adicional de emisiones, por lo que Onesait Utilities Prosumers resulta una solución clave para convertir la flexibilidad técnica en operativa y contribuir a mejorar la sostenibilidad medioambiental.

Onesait Utilities Prosumers está siendo utilizada como base tecnológica de varios pilotos que Minsait está desarrollando como socio de Iberdrola en el marco de Coordinet, un proyecto de innovación europeo cuyo fin es aprovechar la flexibilidad que los consumidores y pequeños generadores pueden proveer al sistema eléctrico para mejorar la estabilidad de la red primando la energía verde.

Minimizar el impacto de las operaciones del sector de Oil&Gas en el entorno marino y reducir las pérdidas en las redes de transporte es fundamental para la sostenibilidad de la industria. Minsait ya ha dejado patente, también en este ámbito, los beneficios de sus soluciones basadas en inteligencia artificial.

Por un lado, Onesait Oil&Gas Environment, la tecnología desarrollada por Minsait con Repsol Technology Lab, que ya opera en refinerías y plataformas offshore, permite detectar, en pocos minutos y sin intervención humana, volúmenes de vertidos en la superficie marina que oscilan entre 10 y 20 litros.

Por otro, la compañía desarrolló  Onesait Oil&Gas Sensing, un avanzado sistema basado en fibra óptica que facilita la detección y clasificación automática de amenazas y fugas en las redes de transporte. Permite, disminuir hasta un 90% las pérdidas producidas por incidentes no intencionados, fugas o intrusiones y reducir en un 75% las emisiones de CO2 a la atmósfera asociadas a las labores de vigilancia convencionales ejercidas por patrullas aéreas y terrestres.