El Foro Económico Mundial, que celebra su encuentro anual esta semana en Davos, ha elaborado, en colaboración con Accenture, un estudio que identifica los cinco elementos necesarios en el nuevo modelo de liderazgo responsable para la era del capitalismo de los stakeholders. Este modelo está centrado en lograr un desempeño empresarial sólido y un impacto social y medioambiental positivo.

El informe sugiere que para abordar los retos de la próxima década en los que resulta clave acelerar el crecimiento y mejorar los resultados para la sociedad, los líderes necesitan más capacidades y atributos:

Inclusión de los públicos. Salvaguardar la confianza y el impacto positivo para todos los públicos, poniéndose en su lugar a la hora de tomar decisiones y fomentando un entorno inclusivo en el que todos tengan voz y se sientan parte de la organización.

Emoción e intuición. Promover el compromiso y la creatividad, mostrando humildad y empatía.

Misión y propósito. Perseguir objetivos comunes a través de una visión compartida de prosperidad sostenible para la compañía y todos sus públicos.

Tecnología e Innovación. Crear un nuevo valor organizativo y social mediante la innovación responsable con la tecnología emergente.

Inteligencia y conocimiento. Buscar de manera constante nuevos y mejores caminos para el éxito a través del aprendizaje continuo y el intercambio de conocimiento.

El informe destaca la creciente demanda de que las empresas aborden cuestiones ambientales, sociales y económicas a cambio de su “licencia para prosperar”. Por ejemplo, seis de cada 10 (61%) líderes emergentes han indicado que sólo deberían desarrollarse modelos de negocio que mejoren tanto los resultados de la sociedad como el crecimiento rentable. Además, la gran mayoría de los líderes empresariales (79%) y de los públicos (73%) apuntaron que el potencial positivo de la tecnología emergente exige que las empresas reconsideren su papel en la sociedad.

El estudio señala que los beneficios y el liderazgo responsable no tienen por qué ser excluyentes; de hecho, establece un vínculo entre el liderazgo responsable y un mayor rendimiento financiero. Para elaborar el informe, Accenture ha analizado el rendimiento financiero y las acciones relacionadas con la sostenibilidad, la confianza de los públicos y la innovación de más de 2.500 empresas que cotizaban en bolsa entre 2015 y 2018.