En el marco de la expansión y la mejora de su infraestructura de red, Movistar anunció su estrategia de conexiones sostenibles con la tecnología Single RAN.

Se trata de un proceso de modernización con un cambio de concepto: en lugar de agregar equipamiento adicional al existente, para un aumento de las capacidades y cobertura del servicio de cuarta generación, se reemplazan esos equipos existentes por otros nuevos y más eficientes.

Es una tecnología de red de acceso por radio (RAN) que permite a los operadores de telecomunicaciones móviles la admisión de múltiples estándares de comunicaciones móviles y servicios de telefonía inalámbrica en una sola red. La tecnología incorpora un dispositivo de radio definido por software y está diseñada con un conjunto consolidado de componentes de hardware.

Esto permite a los operadores comprar, operar y mantener una única red de telecomunicaciones y un conjunto de equipos.Este nuevo equipamiento soporta el encendido de tecnologías múltiples, como 2G, 3G y 4G.

Los beneficios saltan a la vista: se simplifica la operación y se reduce la cantidad de equipos en las radiobases de la compañía, pero sin dejar de brindar el servicio a los clientes que todavía no operan en 4G.

Este equipamiento con tecnología Single RAN se instala en cabinas sin sistema de aire acondicionado. Son mucho más pequeñas que un shelter y aptas para el exterior. Esta tecnología permite a Telefónica tomar una segunda acción de eficiencia: prescindir de los grandes contenedores (conteiners o shelters) y el apagado de sus aires acondicionados.

Todo esto tiene un impacto positivo en el ambiente desde dos ejes: el uso más eficiente de la energía eléctrica gracias a las nuevas tecnologías, y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, propias del funcionamiento de equipos de climatización

Movistar realizó un estudio del comportamiento del tráfico de datos, lo que le permitió apagar una selección de radiobases ubicadas en los postes de la costa atlántica bonaerense durante temporada baja, sin afectar el servicio en la zona.

Durante el 2020 la empresa ahorró unos 5.2 GWh/ano, equivalente al consumo de 860 hogares promedio argentinos y evitó así la generación de casi 2 mil toneladas de CO2. “Es parte de nuestra contribución contra el cambio climático”, destacaron desde la compañía.