Personal de Fundación Mundo Marino se acercó a Mar del Tuyú ante el llamado de un vecino que se sorprendió al ver un enorme animal varado en la playa.

Después de dos intensos días de trabajo de la Fundación Mundo Marino, Prefectura Naval Argentina, Guardavidas de La Costa, Defensa Civil y Bomberos Voluntarios, se logró que la ballena encallada en la costa volviera mar adentro.  Tras sortear las condiciones climáticas que fueron totalmente desfavorables y a pesar de la marea alta, el frío, la lluvia e incluso granizo, gracias a la ayuda humana y la buena actitud del animal, el procedimiento hizo posible devolver al mar abierto a la ballena.

Posteriormente a que la marea alta de ayer no alcanzara para que el ejemplar pudiera pasar el banco de arena que lo tenía varado, los equipos de rescate volvieron a trabajar durante la mañana y la tarde de hoy. Inicialmente, se iban a utilizar una moto acuática y un barco de la Prefectura para intentar desencallar al animal, pero dada las graves condiciones climáticas y el gran tamaño del ejemplar, se prefirió evitar esa estrategia por el alto riesgo que implicaba para los rescatistas.

Los profesionales y técnicos rescatistas no se rindieron y trabajaron sin parar durante todo el día. Así fue que, mediante la tracción humana y con la crecida de la marea como ayuda fundamental, el animal pudo moverse y volver a mar abierto sin necesidad de utilizar embarcaciones que la arrastrasen.

La Fundación Mundo Marino, junto a otros rescatistas, volvieron a marcar un hito, ya que los varamientos de este tipo de ballenas no suelen terminar de manera exitosa. De todas formas, y a pesar de los anhelos, se debe ser cauteloso y continuar atentos, ya que por lo general estos animales suelen varar por algún tipo de afección, y por ende hay grandes posibilidades de que vuelva a aparecer en alguna otra costa.

Independientemente del resultado, la Fundación Mundo Marino está sumamente satisfecha por el trabajo que ha realizado en conjunto con todas las organizaciones que trabajan día tras día para preservar la vida salvaje. Desde hace casi 30 años, la Fundación trabaja con mucho profesionalismo y responsabilidad para poder atender este tipo de situaciones, donde la vida de los animales se encuentra en peligro. Cuenta con un equipo de expertos en fauna marina, que con pasión y dedicación han atendido a más de 8 mil animales, logrando reinsertar a miles de ellos.