A través de dos programas que buscan promover la igualdad y erradicar la violencia contra mujeres y niñas, las Naciones Unidas y la Unión Europea alentaron a representantes de más de 50 empresas a comprometerse y desarrollar herramientas para el abordaje de la violencia laboral que sufren las mujeres en el ámbito privado en todo el país.

La jornada, desarrollada en el Auditorio Renault, contó con diversas presentaciones a cargo de expertas y representantes de empresas que vienen trabajando en la materia. El intercambio de buenas prácticas desarrolladas por muchas de ellas dio lugar a la reflexión sobre el impacto que este flagelo tiene en la realidad argentina.

Durante la actividad, organizada en conjunto por la Iniciativa Spotlight y el Programa Ganar Ganar (ambos financiados por la Unión Europea e implementados por Naciones Unidas) se compartieron los lineamientos del Convenio 190 y la Recomendación 206 para la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo de la OIT, así como de la Guía para la prevención e intervención de situaciones de violencia contra las mujeres en las organizaciones del INAM.

La coordinadora de la Iniciativa Spotlight en Argentina, Valeria Serafinoff, resaltó la importancia de abordar la temática de manera integral: “Spotlight trabaja con el Estado argentino para fortalecer las estrategias de prevención, la calidad de los servicios a las víctimas de violencia de género, y la producción de datos y estadísticas sobre esta problemática. Nos proponemos la enorme tarea de modificar pautas culturales, actitudes y comportamientos para luchar contra los cimientos que están en la base de la violencia: la desigualdad entre mujeres y hombres. Para ello buscamos comprometer a la mayor cantidad de actores de la sociedad civil, el sector empresario y los sindicatos. El compromiso del sector privado es clave para la erradicación de la violencia en el ámbito laboral, y es transformador al momento de poner en marcha estrategias de prevención”.

Gisela Dohm, representante la Red de Empresas por la Diversidad de la Universidad Torcuato Di Tella, presentó lecciones aprendidas para la elaboración de protocolos para el abordaje de la violencia laboral con perspectiva de género y destacó “que todavía existen dificultades para entender las manifestaciones de las violencias y el alcance de la responsabilidad. Debemos comprender el rol fundamental de empresas como actor social en la prevención, la dimensión cultural y social de las violencias y la integralidad que requieren las acciones”.

Por su parte, Florencia Yanuzzio y Ana Álvarez de Fundación Avon, una organización pionera y sumamente innovadora en el tratamiento de la temática en el país, presentaron su experiencia de abordaje de la violencia laboral con perspectiva de género. “Fue una decisión corporativa basada en tres ejes: campañas de comunicación, capacitaciones y asistencia directa. Gracias a una cultura organizacional que empatiza con la situación que viven las mujeres, creamos un espacio seguro y confidencial donde acompañamos a cada mujer en su proceso autónomo, porque cada caso o denuncia es único”, sostuvo Yanuzzio. Asimismo, Álvarez compartió el spot “Acoso” de la campaña Vos tenés que ver”, que es protagonizado por el actor Peto Menahem y pone en evidencia algunas formas en que se manifiesta la violencia de género en el mundo del trabajo.

Por la Unión Industrial Argentina y la Unión Industrial de la Provincia de Buenos (UIPBA), Irini Wentick y Silvina Scarimbolo destacaron el rol que las distintas cámaras tienen en el abordaje de la violencia laboral con perspectiva de género en las empresas. “Las mujeres tenemos una gran competencia para tejer redes. En UIPBA logramos instalar la mirada de las mujeres como un activo dentro de la organización. Para ello fue fundamental el apoyo del Programa Ganar-Ganar, a través del cual firmamos nuestro compromiso con los WEPs. En un año y medio aumentamos del 5 al 35% la representación de mujeres en las juntas directivas y el comité, liderando departamentos técnicos”.

Verónica Baracat, Coordinadora del Programa Ganar-Ganar en Argentina, resaltó que “un tema esencial para el principio 3 de los WEPs (Principios de Empoderamiento de las Mujeres) es que las empresas promuevan acciones para prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres en el lugar de trabajo, por ejemplo, a través de Política de tolerancia cero a la violencia en el ambiente de trabajo, desde el abuso verbal y físico hasta el acoso sexual, y el establecimiento de medios para denuncias y tratamiento de las prácticas discriminatorias y las violencias”.