La compañía de cosméticos celebra 130 años de empoderamiento femenino junto a su nueva embajadora de belleza.

Avon,  la compañía que desde hace 130 años apoya orgullosamente a la belleza, la innovación, el desarrollo y sobre todo a la mujer, celebra este largo camino de empoderamiento femenino de la mano de su nueva embajadora de belleza: Natalia Oreiro. En el marco de la Campaña Belleza por un Propósito, Natalia Oreiro se une a la Red de  Mujeres más grande del mundo para sumar esfuerzos en la lucha y creación de un mundo con mujeres más empoderadas. “Tener la posibilidad de ser parte de esta inmensa Red de Mujeres que ha construido Avon en estos 130 años, brindándoles a millones de mujeres la oportunidad de obtener un ingreso económico para poder ser autosuficientes e independientes, es un enorme privilegio”,  afirma Oreiro.

“Ser vocera de una compañía que hasta la fecha donó casi mil millones de dólares para causas de lucha contra el Cáncer de Mama y la violencia de género, es poderosamente inspirador. Pero más que nada, es el Propósito de Avon, el trabajar concretamente en oportunidades de desarrollo para la mujer, lo que más me motivó para unirme a esta compañía. Es una verdad indiscutida que al empoderar a una mujer, se mejoran virtualmente todos los demás aspectos medibles de la sociedad. Yo como mujer creo fuertemente que el motivador más importante del empoderamiento de la mujer es lograr su independencia económica. Porque cuando la mujer logra un ingreso económico, logra mucho  más.
Logra autosuficiencia, confianza en sí misma e independencia, y es también ésta la base para detener flagelos como el de la violencia de género”, expresa la embajadora de Belleza de Avon.

“Y es cierto que: “cuando las mujeres se unen suceden cosas increíbles”. Esta no es sólo una frase, es un propósito real que nos inspira a seguir construyendo, porque junto a una mujer que crece no hay sólo otra mujer… ¡hay muchas! Las mujeres avanzan en red, se apoyan unas a otras, brindan protección a los niños o a los adultos mayores para que otras mujeres puedan ejercer una profesión, impulsan el crecimiento de sus pares en todas las organizaciones, para que más mujeres hablen por quienes tienen menos posibilidades y voz, por las mujeres que luchan por la equidad y alivian a otras borrando las ‘culpas inculcadas por años’”, sostiene Mario Niccolini, Director de Marketing de Avon. Natalia Oreiro, es sin duda, la mejor voz que Avon encontró en el Cono Sur para multiplicar los desafíos a futuro de Belleza por un Propósito.

“Cuando Avon se acercó a conversar y me contó la propuesta sentí que era el mensaje que estaba esperando… a lo largo de mi carrera representé muchas veces a mujeres como todas, no me gusta decir “comunes” porque todas las mujeres son extraordinarias, mujeres que no tenían un rol protagónico, y tuve la fortuna de, a través de mi personaje, representar su transformación. Y, saben qué, ¡ha sido tremendamente inspirador! Saber que como actriz puedo darle voz a las grandes mujeres que hacen, que construyen, que son solidarias, que  sienten, que crean… mostrar que toda mujer puede encontrar su esencia y lograr sus sueños encarando al mundo con coraje hace que mi trabajo tenga también un Propósito con mayúsculas. Por eso, hoy expresar este compromiso junto a  Avon es tan simple y genuino. Estoy convencida que en toda mujer hay belleza y poder. Y que cuando se demuestra es capaz de generar grandes cambios en su entorno”, explica Oreiro.

LITTLE BLACK DRESS: UNA FRAGANCIA QUE EMPODERA

Para celebrar el comienzo de esta unión entre Avon y Natalia Oreiro, la marca lanza una nueva fragancia que lleva el nombre de un ítem absolutamente femenino: Little  Black Dress.

La nueva fragancia Little Black Dress representa el clásico vestido negro, ese que todas las mujeres usan para salir a ocupar un lugar en la sociedad.

Little Black Dress, es una fragancia atemporal y siempre sofisticada, perfecta para cada ocasión y poderosamente femenina.