Las empresas del grupo Natura &Co en América Latina (Avon, Natura, The Body Shop y Aesop) tendrán una política para abordar internamente la temática de violencia de género que acompaña a colaboradoras que transitarán por esa situación, orientando la adopción de procedimientos y recursos especialmente dedicados. Antes de esta unificación, las principales empresas del grupo, Natura y Avon, contaban en algunos países con protocolos locales de apoyo a empleadas que estuvieran en situaciones particulares de violencia, ahora esta iniciativa se extenderá a toda la región, reforzando el compromiso con la causa y la equidad de género en América Latina.

La iniciativa, que marca el inicio de la campaña internacional anual “16 Días de Activismo para Acabar con la Violencia hacia las Mujeres” confirma el compromiso del grupo por erradicar la violencia de género y generar un impacto positivo asumido por Natura &Co en su Compromiso con la Vida. El plan establece acciones para abordar, en los próximos diez años, algunos de los temas más urgentes del mundo: enfrentar la crisis climática y proteger la Amazonía, garantizar la igualdad e inclusión, y cambiar nuestros negocios hacia la circularidad y la regeneración.

A nivel mundial, según los indicadores de la ONU (Naciones Unidas), una de cada tres mujeres ya ha sufrido alguna forma de violencia física o sexual. Durante la pandemia, la ONU pronosticó que se incrementan en 15 millones los casos de violencia de género por cada tres meses de aislamiento. La violencia de género se ha convertido en una “pandemia en las sombras” desde que se implementaron las restricciones iniciales a principios de este año.

Incluso antes del Covid-19, ONU Mujeres informó que menos del 40% de las mujeres que experimentan violencia realizan una denuncia, y menos del 10% de estas mujeres acude con esa denuncia a la policía. Con 243 millones de mujeres y niños (de 15 a 49 años) en todo el mundo que sufrieron violencia sexual o física por parte de una pareja íntima en el pasado, el costo global de la violencia contra las mujeres se estimó en aproximadamente EE. $ 1.5 mil millones y se espera que aumente también a raíz de la pandemia, destacando la necesidad inmediata de realizar esfuerzos vitales de recaudación de fondos.

“La violencia de género, en sus diferentes formas, impacta negativamente en la salud, el desarrollo interpersonal, la seguridad y la vida de miles de mujeres. En este sentido, las organizaciones empresariales tienen un papel fundamental en la promoción de mecanismos de equidad de género”, dice Josie Romero, Chief Operating Officer de Natura &Co y miembro del Comité de Combate a la Violencia contra las Mujeres, grupo formado por líderes de diferentes áreas de organización. Es por ello que Natura &Co América Latina se compromete a establecer protocolos y políticas que brinden un espacio de trabajo que contribuya a la erradicación de cualquier forma de violencia contra mujeres y niñas”, agrega.

Con un enfoque interseccional, la política regional incluirá procesos de capacitación y entrenamiento a sus colaboradoras para incrementar el reconocimiento de las innumerables formas de violencia que experimentan las mujeres y herramientas de sensibilización que promuevan el cambio de comportamiento. También existen procedimientos de apoyo y seguimiento integral para empleadas que se encuentran en situación de violencia con el apoyo de equipos multidisciplinarios y en articulación con Organizaciones No Gubernamentales que atienden estas situaciones en la primera línea.

Al inicio de la pandemia, las empresas Natura &Co ya se habían unido para afrontar este desafío. El movimiento #aisladasNosolas, creado por Fundación Avon, fue respaldado por el grupo para combatir el aumento de la violencia de género durante el período de aislamiento. Ahora unidas, las empresas pueden expandir, de manera integrada, el potencial para proteger a toda su red de relaciones, entre Revendedoras y Consultoras, empleados, empleadas y consumidores, cada uno siguiendo sus propias acciones en la lucha contra la violencia de género.

Sobre la base de 15 años de trabajo en esta área, Avon trabajará en colaboración con una red global de ONG especializadas de todo el mundo que ofrecerán su apoyo a sus Empleados, desde asesoramiento legal hasta apoyo y asesoramiento psicológico. Además, cualquier empleada que transite por una situación de violencia de género contará con una Licencia especial para ausentarse y ayudarla a buscar apoyo de manera segura.