Nespresso comenzó con su programa de Reciclaje local en 2013 con el objetivo de reciclar las cápsulas de café en un 100%, alineado al Plan Global. Para ello, cuenta con dos socios estratégicos que son clave en el proceso de reciclaje: Eittor, la planta de tratamiento donde se reciclan las cápsulas separando el café del aluminio y Fundación Huerta Niño, la ONG que recibe el café para la preparación de compost orgánico en el desarrollo de huertas en escuelas rurales.

En Argentina, la compañía cuenta con su propio sistema de recolección gestionado por GEA, empresa B. Para contar con una mayor adhesión por parte de los clientes, Nespresso entrega gratuitamente una bolsa verde hermética para que, una vez disfrutado el café, la cápsula usada se guarde dentro de la bolsa. El compromiso de los consumidores está en entregar las cápsulas usadas en los distintos Recycling Points.

“El objetivo de tasa de reciclaje global 2022 es del 32% y a nivel local del 30%. Nuestro programa de reciclaje viene creciendo año a año, demostrando que el compromiso y la dedicación de todas las partes es efectiva”, asegura Soledad Cabut, Marketing Manager de Nespresso. En Argentina, la compañía dispone de más de 110 puntos de reciclaje, 70 puntos verdes y la posibilidad de entregar las cápsulas usadas al servicio de mensajería online que entrega las compras realizadas vía e-commerce.

“El próximo objetivo es cumplir con la tasa de reciclaje que nos propusimos para este año, y continuar fortaleciendo nuestros puntos de reciclaje como también la comunicación de los mensajes clave que hacen al programa. Todas las cápsulas de Nespresso son reciclables y nuestra meta para 2022 es que el negocio completo B2B2C alcance el 30% de cápsulas recicladas”, agrega Cabut.

Para lograr el éxito del programa, la participación de los consumidores es fundamental. Por eso, la compañía realizó una alianza con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para comenzar a formar parte de #BArecicla, el plan de reciclaje de la Ciudad de Buenos Aires.

Desde 2013, Fundación Huerta Niño recibe más de 80 toneladas de café al año en más de 100 escuelas rurales del país para utilizarlo como compost orgánico en el desarrollo de huertas que alcanzan a más de 15.000 niños.

Por otro lado, recientemente la compañía de café anunció su certificación global como Empresa B, sumándose a las más de 4.500 empresas certificadas globalmente y 168 empresas a nivel local.