Nespresso lanzó su primer Programa de Reciclaje en Suiza en 1991 y a nivel local en el 2013 y desde ese entonces con un objetivo claro: crear una taza de café con un impacto positivo, la marca trabaja en el reciclado de su café.

Considerando que cada taza ofrece no sólo un momento de placer para compartir junto a amigos y familiares en cualquier ocasión del día, sino también una forma de restablecer, reponer y recuperar los recursos medioambientales y las comunidades, Nespresso lleva adelante su Programa de Reciclado.

El programa es sencillo: una vez que cada amante del café consumió su cápsula Nespresso, que es 100% reciclable, debe acopiar la misma preferentemente en las bolsas de reciclado que la marca entrega en cada compra, y luego entregarlas en los más de 110 puntos de reciclado distribuidos en AMBA o, en el servicio de mensajería Andreani, al realizar el pedido online. De esta forma cada ciudadano colabora en el propósito de Nespresso de garantizar un impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad.

¿Qué hacemos desde Nespresso con las cápsulas recolectadas?

Un camión optimizado en impacto de huella de carbono recolecta estas cápsulas para reciclar y las entrega en la planta de reciclado Eittor que se encarga de:

  • Separar el aluminio del café y por otro lado acopiar las bolsas
  • El aluminio es fundido y luego reutilizado en nuevos objetos
  • El café es donado para utilizar como compost en escuelas a través de Fundación Huerta Niño
  • Las bolsas verdes son reutilizadas para la fabricación de tachos de reciclado. Durante 2019, Nespresso construyó 35 tachos con bolsas recicladas.

“Durante el 2019, obtuvimos más de 166 toneladas recicladas, lo que equivalen a más de 18 camiones de basura. Además, desde el 2018 logramos colaborar con la alimentación de más de 15.000 niños a través de Fundación Huerta Niño. Esto es gracias a que cada vez son más los clientes que suman su compromiso con el programa” comenta Luciana Penedo, Brand Communication Manager de Nespresso Argentina y encargada del área de sustentabilidad. “Seguimos trabajando para que cada vez sean más los puntos de recolección y difundiendo el programa para que más personas puedan sumarse a reciclar sus cápsulas en todo el país. Así creamos una cadena de colaboración en conjunto y ayudamos al medio ambiente y la sociedad” añade.

A nivel mundial, Nespresso cuenta con importantes aliados para llevar a cabo su programa de reciclaje. Es el caso de Rainforest Alliance, una ONG ambiental internacional fundada en 1987 que trabaja para conservar la biodiversidad y garantizar medios de vida sostenibles mediante la transformación de las prácticas de uso de la tierra, las operaciones comerciales y el comportamiento del consumidor. Junto a ellos Nespresso lanzó en el año 2003 el Programa AAA Sustainable Quality™, destinado a la obtención de café de alta calidad, la creación de medios de vida sustentables para los agricultores y sus comunidades y a la protección del medio ambiente.

De esta forma, se asegura que la obtención del café sea 100% de fuentes sostenibles, dado que se brinda apoyo a los agricultores para alcanzar los estándares en la gestión del agua y busca innovadoras soluciones que fomenten su bienestar. Además, su objetivo es reducir en un 10% adicional la huella de carbono, reforzar la capacidad de recuperación de las tierras de cultivo con el cambio climático y mejorar la eficiencia de las operaciones de carbono a través de iniciativas propias.

Con el fin de aumentar la cantidad de cápsulas recolectadas, Nespresso sigue concientizando sobre el cuidado del medio ambiente y en búsqueda de un impacto positivo tanto en él como en la sociedad.