Nespresso reafirma su compromiso con la sustentabilidad a través de su Programa de Reciclado

207

Nespresso tiene un compromiso asumido con el planeta, que es el de marcar el rumbo como empresa líder de café con buenas prácticas sustentables.  En 1991, lanzó su primer Programa de Reciclaje en Suiza y, en Argentina lo hizo en 2013 con una meta clara: crear una taza de café con impacto positivo. Para 2021, Nespresso tiene como objetivo alcanzar una tasa de reciclaje anual del 24%, la cual esperan superar siendo que, hasta agosto de 2021, ya lleva acumulado un total de 20%.

La iniciativa está enmarcada dentro del programa global de sustentabilidad The Positive Cup, que acelera el desarrollo de la sustentabilidad de la empresa, y al mismo tiempo introduce iniciativas que buscan crear beneficios significativos para el negocio, la sociedad y el medio ambiente. Entre las acciones, a principios del 2020 Nespresso presentó a nivel mundial las cápsulas hechas 80% de aluminio reciclado con la variedad de Master Origin Colombia y Volluto, a las que se le sumó luego la gama completa de World Explorations Range.

En datos:

  • Todas las cápsulas de Nespresso son reciclables: Al momento se han donado más de 250 toneladas de café como insumo para la producción de compost a Fundación Huerta Niño y el aluminio se funde y transforma en nuevos objetos como cuadernos, lapiceras, bandejas.
  • Desde Fundación Huerta Niño señalaron que durante estos 8 años de trabajo en conjunto con el Programa de Reciclaje ayudaron a más de 15.000 niños y 100 escuelas de todo el país recibieron café de Nespresso. Las huertas agroecológicas están presentes en distintas regiones del país; y se lleva cosechado más de 330.000 kilos de cultivos como lechuga, espinaca, acelga, kale, tomate, zanahoria, pimiento y cultivos grandes como calabaza, zapallo y melón, aromáticas: orégano, perejil, albahaca, menta y ciboulette; cultivos de papa y maíz.
  • Comenzamos a recuperar todos los cartones de las boutiques.

El Programa de Reciclado de Nespresso es sencillo y consta de 5 pasos:

1- Almacenar las cápsulas Nespresso ya utilizadas dentro de las Recycling Bags.

2- Llevar las cápsulas a los Recycling Points o entregarlas a  la mensajería con la próxima compra.

3- GEA, una empresa de transporte especializada, recolecta de manera eficiente las cápsulas por los distintos puntos y las traslada a la planta de tratamiento.

4- Las cápsulas son llevadas a Eittor, una planta de tratamiento especializado, que se encarga de separar el aluminio del café y por otro lado acopiar las bolsas.

5- El café es donado para la preparación de compost orgánico en el desarrollo de huertas en escuelas rurales junto a Fundación Huerta Niño. El aluminio se convierte en nueva materia prima para la realización de nuevos objetos. Además, las Bolsas Plásticas de Recycling en 2019 se convirtieron en 35 tachos del programa.

Actualmente, Nespresso cuenta con más de 110 puntos de recolección de cápsulas en todo el país y continúa trabajando fuertemente con el fin de crear nuevos puntos de recolección, aumentar la cantidad de cápsulas recolectadas y difundir este programa para que más personas puedan sumarse a reciclar sus cápsulas en todo el país. De esta manera colabora en la construcción de un mundo mejor, garantizando un impacto positivo en el medio ambiente y, sobre todo, en la sociedad.