Nestlé presenta sus planes para impulsar la transición a un sistema alimentario regenerativo

123

Nestlé, la compañía de alimentos y bebidas más grande del mundo, presentó sus planes para apoyar y acelerar la transición a un sistema alimentario regenerativo, cuyo objetivo es proteger y restaurar el medio ambiente, mejorar los medios de vida de los agricultores y el bienestar de las comunidades agrícolas. Trabajará con sus socios del sistema alimentario, incluida la red de más de 500.000 agricultores y 150.000 proveedores de la empresa, para promover prácticas agrícolas regenerativas en el corazón del sistema alimentario. Como parte de este viaje, la empresa también iniciará nuevos programas para ayudar a abordar los retos sociales y económicos de la transición.

“Sabemos que la agricultura regenerativa desempeña un papel fundamental en la mejora de la salud del suelo, la restauración de los ciclos del agua y el aumento de la biodiversidad a largo plazo”, aseguró Paul Bulcke, presidente de Nestlé. “Estos resultados constituyen la base de la producción sostenible de alimentos y, de manera crucial, también contribuyen a alcanzar nuestros ambiciosos objetivos climáticos”.

Nestlé es signataria del compromiso de la ONU “Business Ambition for 1.5°C” y fue una de las primeras empresas en compartir su plan climático detallado y con plazos definidos en diciembre de 2020. La empresa está tomando medidas para reducir a la mitad sus emisiones para 2030 y lograr cero emisiones netas en 2050.

“Con nuestras colaboraciones a largo plazo con comunidades agrícolas a nivel mundial, queremos aumentar nuestro apoyo a las prácticas agrícolas que son buenas para el medio ambiente y para las personas”, dijo Mark Schneider, CEO de Nestlé. “Con el espíritu de permitir una transición justa, es vital que apoyemos a los agricultores de todo el mundo que asumen los riesgos y los costos asociados al cambio hacia la agricultura regenerativa”.

Inversión

Nestlé está invirtiendo 1.200 millones de fracos suizos (más de 1.200 millones de dólares) en los próximos cinco años para impulsar la agricultura regenerativa en toda la cadena de suministro de la empresa, utilizando tres palancas principales para ayudar a los agricultores a adoptar prácticas regenerativas:

  • Aplicar la ciencia y la tecnología más avanzadas y proporcionar asistencia técnica: Aprovechando su amplia red de expertos en I+D y agrónomos, Nestlé está, por ejemplo, desarrollando variedades de café y cacao de mayor rendimiento y menor impacto ambiental y evaluando soluciones novedosas para reducir las emisiones en la cadena de suministro de productos lácteos. Nestlé también ofrecerá formación agrícola y ayudará a los agricultores a intercambiar información y mejores prácticas que puedan adaptarse localmente.
  • Ofrecer apoyo a la inversión: La transición a la agricultura regenerativa conlleva riesgos iniciales y nuevos costo Nestlé apoyará a los agricultores co-invirtiendo con ellos, facilitando los préstamos o ayudándolos a obtener préstamos para equipos específicos. La empresa también trabajará con socios para financiar proyectos piloto que permitan probar y aprender la mejor manera de avanzar en la agricultura regenerativa.
  • Pagar primas por los productos de la agricultura regenerativa: Nestlé ofrecerá primas por varias materias primas producidas con prácticas de agricultura regenerativa y comprará mayores cantidades. Esto significa recompensar a los agricultores no sólo por la cantidad y la calidad de los ingredientes, sino también por los beneficios que aportan al medio ambiente a través de la protección del suelo, la gestión del agua y el secuestro de carbono.

 Prácticas agrícolas mejoradas

Nestlé publicó hoy las prácticas agrícolas regenerativas más importantes que la empresa quiere promover. Incluyen, entre otras, la mejora de la biodiversidad, la conservación del suelo, la regeneración de los ciclos del agua y la integración de la ganadería. La agricultura representa casi dos tercios del total de las emisiones de gases de efecto invernadero de Nestlé, y los productos lácteos y la ganadería representan aproximadamente la mitad. En el sector lácteo, por ejemplo, Nestlé está evaluando la ciencia y la tecnología de vanguardia para reducir las emisiones en las explotaciones. La empresa empezará a trabajar con 30 granjas lecheras de referencia en 12 países para probar prácticas agrícolas escalables, respetuosas con el clima y regenerativas, que ayuden a conseguir cero emisiones netas de gases de efecto invernadero. Nestlé también está trabajando con los agricultores para seleccionar y cultivar variedades de legumbres nutritivas y sabrosas que puedan utilizarse como alternativas a la leche.

En Argentina, Nestlé, como uno de los principales jugadores dentro de la industria láctea, entendió el gran potencial del país para proveer buena calidad de leche orgánica. Fue así que, buscando atender las necesidades de los consumidores, desarrolló la primera leche en polvo con certificación orgánica del país, bajo su reconocida marca NIDO. Para ello, la empresa ha invertido y asesorado a los tamberos para poder lograr la reconversión de sus campos. La producción de leche orgánica busca cuidar el ecosistema del tambo, respetar el comportamiento natural de las vacas y no utilizar insecticidas ni agroquímicos.

Apoyar a las comunidades agrícolas a través de nuevos ingresos y programas para jóvenes

Para apoyar a los jóvenes apasionados por la agricultura, Nestlé lanzará en noviembre una nueva plataforma de formación para atraer y formar a la próxima generación de agricultores. La formación se centrará en las prácticas de agricultura regenerativa y en la mejora de la resiliencia de las explotaciones al cambio climático para más de 40.000 agricultores que participan en uno de los programas de agroemprendimiento de Nestlé.

Los esfuerzos de regeneración de Nestlé se presentan bajo el concepto de “Generation Regeneration”, centrados en agricultores, jóvenes, consumidores y sus propios empleados.