La Fórmula 1 refuerza su compromiso ambiental con la iniciativa F1 Net Zero 2030, que ya se anunció en 2019, y que es parte de la estrategia de sostenibilidad que pretende alcanzar la competición para el final de la presente década.

A través de un comunicado, la Fórmula 1 explicó sus “objetivos ambiciosos” para la comunidad deportiva, incluidos los equipos, promotores de grandes premios, socios, proveedores y la FIA, quienes han aceptado el reto para reducir la huella de carbono.

“Estamos desarrollando un combustible 100% sostenible que se utilizará en las unidades de potencia a partir de 2026, en línea con la introducción de los motores híbridos de nueva generación, que tienen un enorme potencial para que se adopten en los coches de carretera de todo el mundo”, explicó el anuncio de la Fórmula 1.

“Con ocho años por delante, estamos yendo hacia nuestro objetivo, y pretendemos mostrar a la próxima generación de aficionados cómo la innovación y el trabajo en equipo pueden hacer frente a los retos de nuestros tiempos”, continuó el comunicado.

De esta forma, la máxima categoría del automovilismo muestra públicamente su hoja de ruta para el futuro, con un combustible 100% sostenible que se está desarrollando junto con uno de los patrocinadores globales principales, Aramco, y el resto de fabricantes. Los responsables del Gran Circo defienden su postura después de las críticas por no pasarse al lado completamente eléctrico, diciendo que a pesar de que las emisiones por el combustible solo representan el 1%, la evolución en el deporte “puede tener el mayor efecto en el sector del transporte mundial”.

Para intentar cumplir con el objetivo de las cero emisiones para 2030, la máxima categoría tomó una serie de medidas, entre las que se incluyen la introducción de operaciones a distancia para reducir los transportes, rediseñar los contenedores de carga o una transición a la energía renovable en sus oficinas.

En el Gran Premio de Gran Bretaña de 2021, tuvieron su primera carrera de emisión neutra de carbono, algo que quieren repetir en 2022. Entre los logros en este apartado también se cuentan la acreditación de gestión de sostenibilidad otorgada por la FIA, o la publicación de una guía dirigida a todos los promotores para ayudarles a mejorar en la práctica a organizar un evento sostenible.

Una medida en esa línea, que afectará al desarrollo de las temporadas será la reorganización del calendario siguiendo las áreas geográficas, es decir que intentarán agrupar las carreras en lugares próximos entre sí, evitando largos desplazamientos entre una semana y otra.

Eso no será inmediato, sino que lo irán introduciendo poco a poco para garantizar que lo hacen de manera eficiente, y también investigarán para poder reducir la huella de carbono en los viajes de los aficionados que van a los grandes premios. Las categorías inferiores seguirán el camino de la Fórmula 1, y es que la F2 y F3 trabajarán con combustibles sostenibles, y se compartirán muchas actividades para disminuir las emisiones en toda la comunidad deportiva.